En principio, las fuerzas de seguridad tendrán disponibles 300 armas, que serán empleadas en estaciones de trenes, puertos y aeropuertos.


El plazo para que agentes de fuerzas federales empiecen a emplear las pistolas eléctricas Taser, cuyo uso ya fue reglamentado por el Gobierno, se estipuló en dos meses. Los primeros en portarlas serán efectivos de la Federal, de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Gendamería y Prefectura.

El Gobierno reglamentó el u… by on Scribd

En principio, el Gobierno cuenta con una primera tanda de 300 pistolas eléctricas, compra que el Ejecutivo había anunciado en enero pasado. El ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich explicó que los agentes solo podrán usarlas en estaciones de trenes, puertos y aeropuertos, cuando resulten ineficaces otros medios no violentos.

El secretario de Seguridad de la Nación Eugenio Burzaco explicó que las pistolas eléctricas llegarán a manos de las fuerzas federales en “unos 60 días”, cuando termine el proceso de licitación y compra, y los efectivos ya estén capacitados en su uso.

Consultado sobre si estas armas reemplazarán el uso de las letales o si se portarán en paralelo, Burzaco dijo que la idea es que los efectivos que asumen tareas de prevención la lleven como única arma, mientras que los integrantes de grupos tácticos que intervienen en situaciones más complejas podrán llevar ambas.

Las pistolas electrónicas poseen un sistema de grabación automático, por lo que una vez que se accionan registran qué se hace con ellas y cómo se utilizan, lo que permitirá un mayor control, consideró el secretario.




Comentarios