Un estudio de arquitectos vienés asegura que llegó la hora de recompensar al campanero por haber llevado a la catedral a la fama.


A un mes del incendio de la catedral de Notre Dame, en París, la policía francesa trabaja intensamente para establecer cómo comenzó el fuego, pero la tarea no es nada fácil, ya que las “pruebas” sufrieron la inclemencia de las llamas y del agua. Mientras, la tragedia que conmovió a Francia y al mundo, movilizó a cientos de miles que donaron dinero para su reconstrucción.

El disruptivo proyecto del penthouse para Cuasimodo (Web)

El disruptivo proyecto del penthouse para Cuasimodo (Web)

Hasta el momento lo recaudado llega a los 1.000 millones de dólares, para destinar a una restauración que demorará al menos 15 años, estiman los especialistas. Mientras tanto, arquitectos de todo el mundo ponen a volar su imaginación e idean cómo debería ser la nueva Notre Dame, joya arquitectónica y turística de París.

En ese plan, un estudio de arquitectos vienés llamado Who Cares?! presentó un proyecto moderno y disruptivo, que pone como centro de la catedral a Cuasimodo, el famoso jorobado, héroe de la novela “Nuestra Señora de París” de Víctor Hugo (1831).

El disruptivo proyecto del penthouse para Cuasimodo (Web)

El disruptivo proyecto del penthouse para Cuasimodo (Web)

El disruptivo proyecto del penthouse para Cuasimodo (Web)

El disruptivo proyecto del penthouse para Cuasimodo (Web)

Para los autores de la idea hay una pregunta fundamental que no ha sido respondida: “¿Dónde vive ahora el campanero?” y por eso presentaron “El penthouse de Cuasimodo”, una idea de Notre Dame que rompe con el estilo gótico de la catedral original que incluye jardines en el techo.

De aprobarse este proyecto, obra de cuatro arquitectos austríacos, Cuasimodo tendría un loft de 800 metros cuadrados, de construcción contemporánea, líneas rectas, amplios jardines y dos piletas.

El disruptivo proyecto del penthouse para Cuasimodo (Web)

El disruptivo proyecto del penthouse para Cuasimodo (Web)

El disruptivo proyecto del penthouse para Cuasimodo (Web)

El disruptivo proyecto del penthouse para Cuasimodo (Web)

Además, para llegar hasta el penthouse no haría falta subir eternas escaleras, ya que la vivienda tendría también un helipuerto para acelerar el proceso de llegar hasta la punta. Y para combatir el estrés, Cuasimodo podría darse una vuelta por su propio spa privado, con pileta interior. “Es lo mínimo que Cuasimodo se merece por haber hecho famosa a la Catedral de Notre Dame“, dicen los autores.






Comentarios