La ex del Diez llegó al país con su hijo y aseguró que aunque el DT siga trabajando en Sinaloa, ella y el nene no regresarán. 


Luego de algunos meses de convivencia con Diego Maradona en México, Verónica Ojeda llegó a la Argentina junto con Dieguito Fernando y aunque intentó esquivar a la prensa, fue abordada por algunos periodistas cuando abandonaba el aeropuerto de Ezeiza.

“Si Diego renueva con Los Dorados, igual a México no vuelvo más”, dijo Ojeda. Durante la jornada se había hecho fuerte la versión de que el ex jugador argentino había tenido una fuerte pelea con Ojeda y su mamá, y que las había echado de su casa.

Diego Maradona, Verónica Ojeda y Dieguito Fernándo (Foto: Instagram/veruojeda25)

Los rumores de un supuesto maltrato de Maradona con su hijo, su ex y los abuelos maternos del chico, comenzaron hace unos días cuando se llegó a decir que Rufina -la mamá de Verónica Ojeda- había sufrido un infarto porque no soportó ver cómo Diego peleaba a su nieto.

El periodista Lío Pecoraro, panelista de ‘Todas las tardes’, había afirmado esta información, y en las últimas horas aseguró haber sido agredido verbalmente por Diego, luego de dar a conocer el conflicto con su ex.

En un principio, Ojeda había desmentido a los medios, pero las versiones comienzan a confirmarse y según trascendió, Verónica iniciará acciones contra el Diez.




Comentarios