Tenemos una oportunidad histórica y estratégica", aseguran los funcionarios de cada nación en una misiva enviada en las últimas horas al organismo. 


Unos siete países europeos reclamaron este viernes a la Comisión Europea que acelere los trámites para alcanzar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con el Mercosur, por lo que antes de fin de mes podría haber novedades.

El pedido fue expresado por los gobiernos de Alemania, España, Portugal, Holanda, Suecia, Letonia y República Checa, en una carta enviada a los diplomáticos de la Comisión Europea que negocian con el bloque sudamericano.

EFE/ Juan Ignacio roncoroni

Esta situación despierta gran expectativa en el gobierno de Mauricio Macri, quien pretende que se anuncie el acuerdo comercial con el “Viejo Continente” antes de las elecciones primarias del próximo 11 de agosto.

El secretario de Asuntos Estratégicos del gobierno argentino, Fulvio Pompeo, le había anticipado el 6 de junio pasado a Vía País que la expectativa es que el acuerdo marco quede plasmado y sea anunciado antes de fin de este mes. La fecha podría ser el 27 en Bruselas.

Pompeo había hablado con este medio en ocasión de la visita a la Casa Rosada del presidente del Brasil, Jair Bolsonaro, quien junto a Macri expresaron su deseo de que el TLC llegue más pronto que tarde.

20/06/2019 Angela Merkel, canciller de Alemania, Pedro Sánchez, presidente de España, y Mark Rutte, primer ministro de Holanda. Foto: Thierry Roge/belga/dpa

Ahora, sentaron su posición los primeros ministros de Alemania, Angela Merkel; de España, Pedro Sánchez; de Portugal, António Costa; de los Países Bajos, Mark Rutte; de Suecia, Stefan Löfven; de República Checa, Andrej Babis; y de Letonia, Krisjanis Karins.

Tenemos una oportunidad histórica, estratégica, para cerrar uno de los acuerdos más importantes de la Política Comercial Común Europea”, enfatizan los funcionarios en un texto enviado en la tarde noche del jueves al presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker.

En la misiva los ministros defienden que “el comercio es clave para el crecimiento económico y la creación de empleo en la UE” y los beneficios para la “industria manufacturera, incluidos entre otros los automóviles y sus piezas”, europea.

La Cumbre del Mercosur. (Archivo)

Y, por ello, piden a “ambas partes a estar dispuestas a hacer algunas concesiones finales para lograr este acuerdo histórico”, que la UE y los países del Mercosur empezaron a negociar hace 20 años.

Estamos en una encrucijada. La UE no puede ceder el paso a argumentos populistas y proteccionistas sobre la política comercial”, reza la misiva, que “urge a aprovechar el actual impulso político de los países del Mercosur”.

La carta llega días después de que los mandatarios de Francia, Irlanda, Bélgica y Polonia expresaran en otra carta a Juncker sus temores sobre el impacto en la agricultura de este acuerdo, que parece encontrarse en su recta final, reportaron agencias internacionales de noticias.

Tras varios meses de perfil bajo por el lento avance de las negociaciones, las alarmas saltaron de nuevo entre los agricultores y las oenegés después de las declaraciones a ambos lados del Atlántico sobre la cercanía de un acuerdo.

Los agricultores critican que la producción en Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay no respeta los estándares europeos, mientras que las oenegés apuntan a la situación de los derechos humanos y del medioambiente en el Brasil.

Ahora, para los ministros de Alemania, España, Portugal, Los Países Bajos, Suecia, Letonia y República Checa Para “los acuerdos comerciales representan la mejor manera de transmitir y difundir los valores de la UE” y garantizan que los ciudadanos europeos “estén protegidos de acuerdo con las normas laborales, sanitarias y medioambientales más estrictas”.

Por la corresponsalía de Buenos Aires. 





Comentarios