El Presidente fue distinguido por la Asociación, pero tres argentinos lo hicieron pasar una incómoda situación cuando salía del predio.


El presidente Mauricio Macri sufrió una incómoda situación este domingo cuando salía del predio de la FIFA en Zurich, Suiza. El primer mandatario había recibido el premio Living Football Award, que destaca personalidades del mundo por sus acciones para el desarrollo del fútbol y el sostenimiento de los valores del deporte.

Sin embargo, a la salida del predio, un grupo de tres argentinos esperaba al Presidente y le pidieron una foto. Cuando el automóvil se detuvo y Macri se asomó para saludarlos, el hombre le dijo: “No sos bienvenido en ningún lado”.

A pesar del engaño, el Presidente argentino mantuvo la sonrisa y se fue sin responder a la agresión, mientras un custodio presidencial apartó a los jóvenes.




Comentarios