El chileno reaccionó de mala manera luego de la premiación por el tercer y cuarto puesto de la Copa América.


Argentina y Chile se enfrentaron en la Copa América en un encuentro envuelto en peleas, polémicas y repercusiones. Lionel Messi y Gary Medel se cruzaron en el primer tiempo y fueron expulsados, lo que no hizo más que acrecentar la rivalidad. Luego de recibir la medalla del cuarto puesto, el jugador chileno tuvo una reacción insólita.

En su regreso a los vestuarios, no soportó los insultos que recibía de parte de los fanáticos de la Argentina que estaban apostados en las tribunas. Y reaccionó: miró a quienes lo insultaban, se sacó el chicle de la boca y se los lanzó.

Luego del encuentro, Medel afirmó: “Un par de personas, que no sé como decirles, empezaron a escupir y a decir de todo. Pero cuando te tienen de frente, no te dicen nada y se cagan todos”, dijo.






Comentarios