La joven pidió ampliar la restricción perimetral para que su ex, Facundo Ambrosioni, no pueda ver a su hijo.


Morena Rial está pasando por uno de sus peores momentos tras la separación de Facundo Ambriosini y este miércoles rompió en llanto ante las cámaras.

La joven le encontró mensajes con otras mujeres y se dio cuenta de que las infidelidades venían desde hacía tiempo. Incluso lo denunció en la comisaría por violencia de género.

Morena fue abordada por las cámaras de Involucrados (América TV) en la puerta de la Oficina de Violencia Doméstica, en Tribunales, a donde fue a pedir una ampliación de la perimetral que le otorgaron para que incluya a su bebé Francesco, de tres meses.

No tengo contacto con Facundo. No la estoy pasando bien, de verdad. Estoy muy triste“, expresó Morena entre lágrimas.

Mirá el video:






Comentarios