Argentina cayó 1-0 ante Alemania con el gol de Mario Götze en el alargue.


Un 13 de julio, pero de 2014, Argentina perdía la final de la Copa del Mundo en el Estadio Maracaná de Río de Janeiro tras caer 1-0 ante Alemania en un partido que quedará en la memoria de todos los argentinos.

La selección dirigida por Alejandro Sabella, había conseguido su boleto a una final del mundo luego de 24 años, tras dejar en el camino a Holanda en una semifinal épica en donde Sergio Romero se convirtió en héroe.

Mascherano consuela a Lionel Messi. Foto: AFP/Odd Andersen

Por su parte, Alemania venía de eliminar al local y máximo favorito Brasil, en un partido sin precedentes en el que los germánicos se impusieron por 7-1.

Messi con la medalla de subcampeón. Foto: EFE/EPA/Diego Azubel.

La final tuvo de todo. Muchos recordarán la volea de Higuaín, o el gol en posición adelantada. También la falta de Neuer dentro del área al propio “Pipa”, que no fue sancionada por el árbitro italiano Nicola Rizzoli.

Higuaín cae tras el impacto con Neuer. Foto: AP/Fabrizio Bensch.

Finalmente, en el alargue, luego de igualar sin goles en los noventa minutos reglamentarios, Götze venció la resistencia de Romero y le quitó el sueño a más de 40 millones de argentinos que soñaban con una tercera estrella.

El partido fue parejo, pero la balanza se inclinó para Alemania. Foto: AP/Themba Hadebe.

Esa tarde, Argentina formó con: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Martín Demichellis, Ezequiel Garay y Marcos Rojo; Javier Mascherano, Lucas Biglia, Enzo Pérez; Ezequiel Lavezzi, Lionel Messi y Gonzalo Higuaín. 





Comentarios