En el partido más largo de la historia del certamen, el serbio ganó luego de 7-6, 1-6, 7-6, 4-6 y 13-12 en el quinto.


Un partido realmente histórico brindaron  Roger Federer y Novak Djokovic en el césped de Wimbledon. Finalmente el serbio se quedó con el trofeo, en el que levantó dos match points, derrotó a Roger 7-6, 1-6, 7-6, 4-6 y 13-12 en el quinto.

Los maestros del tenis en la previa del partido (AP Photo/Tim Ireland)

El partido arrancó a las 10 de la mañana (hora Argentina) y se extendió hasta las 15:11, con más de cinco horas de juego.

El serbio se llevó el primer set 7-5 en el tie break ante Roger. Así comenzaba una final que sería muy pareja. Pero el suizo no se dejó imponer y se quedó con el segundo sin fisuras: bajó los errores no forzados y sometió a Nole 6-1.

En un duelo de ida y vuelta, Nole se quedó con el tercero 7-4 en el tie break y retoma la ventaja 2-1. Roger tuvo un set point a favor pero no lo pudo cerrar. Aunque, quebró Roger y el cuarto set quedó 6-4 a favor del suizo.

Y en un quinto set fatal el número uno y el número dos del mundo hicieron historia. Por primera vez en el single masculino de Wimbledon fueron a tie-break, única vez que se define un 5to set de esta manera después de estar 12-12.

El quinto set fue 13-12 y coronó por segundo año consecutivo a Novak Djokovic en Wimbledon.

El encuentro contó con el árbitro argentino Damián Steiner quien fue el encargado de dirigir la final de Wimbledon 2019, lo que significará la primera presencia argentina en la silla de una final de un torneo de Grand Slam.

Damián Steiner

Fue el partido 49 entre ambos, con 26-22 para el serbio. Ambos son casi fijos de las finales del tercer ‘grande’ de la temporada desde 2003 y Djokovic le ganó al suizo las de 2014 y 2015. Federer quiere venganza para volver a decorar su jardín y dejar de nuevo al mundo con la boca abierta. ‘Nole’ quiere ser el futuro.





Comentarios