Exempleados de la fundación Lumos denunciaron actitudes de acoso laboral por parte de su directora ejecutiva.


La autora de la saga de Harry Potter, J. K. Rowling, ocupa el puesto 42 de la lista de famosos mejor pagos del mundo y sus ganancias se estiman en unos 54 millones de euros anuales, según la revista Forbes. Sin embargo, no siempre vivió una vida de lujos: tras su divorcio, sin trabajo y con una hija pequeña a su cargo, vivió gracias a una pensión.

La famosa escritora ha realizado millonarias donaciones a organizaciones no gubernamentales y a proyectos contra la exclusión social. En 2005, creó su propia fundación que ayuda a niños que están en instituciones de Europa a encontrar entornos familiares y les brinda apoyo para sentar las bases de su futuro.

La organización se llama Children’s High Level Group pero se conoce como “Lumos”, en honor al encantamiento que los personajes de Harry Potter realizaban en Hogwarts para iluminar a través de sus varitas mágicas.

La exdirectora ejecutiva, Georgette Mulheir, junto a J. K. Rowling. (Foto:ElPais)

Sin embargo, en las últimas horas se conoció que su directora ejecutiva, Georgette Mulheir, de 51 años, ha tenido que dejar su puesto por reiteradas quejas de exempleados acerca de un comportamiento que “roza el acoso” y el nepotismo, según afirma el diario británico The Times.

Mulheir ganaba más de 175.000 euros al año en Lumos, institución a la que se unió como directora de operaciones en 2007 y donde llegó a directora ejecutiva en 2011. Los exempleados que han destapado estas prácticas afirman que la creadora de Harry Potter no conocía lo que estaba ocurriendo.

“Sabemos que al menos tres empleados han sufrido intimidaciones que les han hecho abandonar sus puestos“, dijo un miembro de la organización en el diario británico.

(Foto:AFP/Justin TALLIS)

Además, otro afirmó: “El acoso y los prejuicios han sido numerosos, hemos visto a gente llorando en los cuartos de baño. No han existido las mismas oportunidades, especialmente para las mujeres”.

Estos hechos disgustaron a la escritora, ya que ella misma sufrió acoso y fue rechazada durante su adolescencia. “Se tomarán todas las medidas necesarias para asegurar que esta es una organización en la que todos se sienten respetados y valiosos”, afirmaron desde Lumos.





Comentarios