Lo confirmó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Tiene como objetivo atender a "casi todo el universo" de deudores, que son unas 115.000 personas y familias.


El fondo con el que el Gobierno intentará dar un “alivio” a quienes suscribieron créditos indexados por inflación será de unos 80 millones de pesos, confirmó este martes el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio.

El funcionario dijo que el plan de la gestión de Mauricio Macri tiene como objetivo atender a “casi todo el universo” de deudores, que según el Banco Central son unas 115.000 personas y familias.

Es imposible por ahora, responden en el Gobierno, determinar cuántos deudores en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA) podrán acceder al subsidio y mucho menos cuánto dinero recibirá cada uno.

Es que el reparto de los 80 millones de pesos tiene requisitos que podría reducir el universo de beneficiarios. Los datos se conocerán recién cuando los deudores empiecen a ir a sus bancos para ver si reúnen las condiciones.

Una cuenta lineal de dividir el fondo por los 115.000 arroja un promedio de 695 pesos por cada uno. Si fueran 100.000 los beneficiarios, el promedio determina que podrían ser 800 pesos. Y así aumenta el monto a medida que disminuyen los subsidiados.

Frigerio precisó en declaraciones a radio La Red que el fondo será de 80 millones “como máximo”. Para ello el Gobierno no aumentará el gasto público sino que realizará una reasignación de partidas.

Esa reasignación se da en el marco del Presupuesto votado por el Congreso. Es una facultad que tiene el jefe de Gabinete, Marcos Peña, para atender gastos extraordinarios o que considere de urgencia.

Estamos hablando de una situación particular, de un hecho claramente excepcional, en donde el Estado se hace cargo de la diferencia entre el salario y la suba de la UVA”, aclaró Frigerio, en medio de la campaña electoral.

El funcionario aseguró que con el fondo –que será administrado por BICE Fideicomisos- la gestión de Juntos por el Cambio pretende dar un subsidio a prácticamente todos los deudores.

“Estamos hablando de casi todo el universo. Recibirán el compensación aquellos que hayan obtenido un crédito para vivienda única, que no sea una vivienda para alquilar”, indicó el funcionario.

Frigerio reconoció que quienes confiaron en el plan crediticio impulsado por el Gobierno se vieron afectados por la inflación porque el momento de firmar con el banco no pensaban que los precios se iban a disparar.

“A partir del año pasado, con la crisis y la depreciación de la moneda (el peso), la inflación fue por encima de los salarios y eso claramente afectó el sistema”, dijo el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda.

Asimismo, el funcionario aseguró que con este nuevo plan de subsidios la gestión Macri sale a “defender un sistema que funciona en todo el mundo, porque de alguna manera aquí se replicó de países donde ha sido exitoso como en Chile, por ejemplo”. Esos países, claro está, no tienen problemas con la inflación.





Comentarios