Cada episodio revela nuevos conflictos en el penal de San Onofre y el segundo capítulo dejó entrever qué se viene para el "imperio de los Borges".


La nueva temporada de la serie “El Marginal” fue una de las más esperadas y es un éxito televisivo: el primer episodio superó los 14 puntos de rating. Su segundo capítulo reveló quién es uno de los personajes que marcarán la trama de esta temporada: la llegada a la cárcel de “Cristian Moco”, interpretado por Lorenzo Ferro, es un punto de quiebre entre el grupo de los hermanos Borges y el de la “sub 21”.

En esta nueva entrega, se pudo entrever cómo se mueven las piezas para el imperio de los Borges: luego de que el padre de Moco lo ayudara a comprar su tranquilidad dentro de la cárcel al ofrecerle a los “capos” de la cárcel la libertad de los hermanos más poderosos, Moco intenta entender cómo es el mundo de la cárcel.

Imágenes del segundo capítulo de la tercera temporada. (Foto:Infobae)

Y será este personaje, probablemente, la clave para terminar de romper el orden entre estos los dos grupos dentro del penal. Mientras tanto, el director del penal, Antín, interpretado por Gerardo Romano, saca provecho de cada una de las situaciones que se le aparecen y tiene a los Borges de aliados.

En esta tercera temporada, la violencia creció y El Marginal ofrece escenas cada vez más cruentas. En contraste, la historia de amor que surgirá entre Luna (Maite Lanata) y Cristian, le dará un poco de aire a la taquillera serie que transita uno de sus mejores momentos de audiencia.





Comentarios