La ministra de Seguridad defendió la elección de esta fuerza para estar al frente del Servicio Cívico en Valores.


La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, defendió la decisión de que el Servicio Cívico Voluntario en Valores (SCVV) sea dictado en las instalaciones de Gendarmería y por el personal de esta fuerza, porque se trata de la institución más valorada por los argentinos.

Este programa no fue bien recibido por la oposición, que acusa al gobierno del presidente Mauricio Macri de usar la medida con “fines electorales” e intentar correr la atención pública de la situación económica.

La novedad del Servicio Cívico Voluntario se conoció el martes (Web)

“Gendarmería hoy es la institución más valorada en nuestro país, la número uno, mucho más valorada que cualquier otra, más que la educación pública, que la iglesia ni que hablar de la política”, afirmó Bullrich este miércoles en conversación con Radio Metro.

“Así como cualquier fuerza de seguridad, Gendarmería tiene escuelas, universidades, capacidad de dar talleres, tiene un despliegue educativo importante. (Además) da una contención y una idea de responsabilidad y disciplina que nos parece importante para esta etapa”, destacó la funcionaria.

Con estas palabras, la ministra Bullrich defendió la elección de esta fuerza de seguridad para ser la encargada de prestar sus instalaciones y su personal para poner en marcha el SCVV, orientado especialmente a jóvenes de 16 a 20 años que no estudian ni trabajan.

El Servicio Cívico está destinado a jóvenes de entre 16 a 20 años (Web)

Según la resolución 598/2019 publicada el martes en el Boletín Oficial, el SCVV es una herramienta para brindar “oportunidades de formación a través de los valores democráticos y republicanos, que suponen compromiso cívico para que conozcan sus derechos y sus responsabilidades, sus capacidades y potencialidades personales”.

A través de talleres, el SCVV buscará además fomentar la inclusión, educación, superación y liderazgo en búsqueda de la cohesión social; brindar herramientas que permitan la futura elección profesional; generar el sentido de responsabilidad en relación con los deberes cívicos; y fomentar el desarrollo de distintas capacidades para fortalecer la autonomía y la madurez integral.

“El objetivo de este programa es darles una salida, un camino hacia la libertad y su orientación vocacional”, había explicado la ministra Bullrich el martes.

Sin embargo, desde la oposición no recibieron bien este anuncio.

Juan Grabois afirmó que se trata de “pirotecnia” electoral. “No se toma una decisión de esa profundidad a un par de semanas de la veda y de manera improvisada a través de una resolución de un ministerio. Me parece que lo sacaron rápido para poner otro tema en la agenda de discusión que no sea la economía y la deuda”, afirmó el dirigente social este miércoles en Radio Con Vos.

De esta manera, Grabois adhirió a las críticas del diputado nacional por Santa Fe y jefe de la bancada del FpV-PJ en la Cámara de Diputados, Agustín Rossi, quien el martes dijo que “no se entiende mucho salvo que sea una iniciativa que busque distraer el eje del debate público de la agenda económica” en el marco de la campaña electoral.

El martes también se expresó el activista y Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, quien dijo que se trata de una “colimba encubierta”.

Por su parte, la nieta recuperada Victoria Montenegro, diputada de la Ciudad de Buenos Aires por Unidad Ciudadana y presidenta de la Comisión en Derechos Humanos en la legislatura porteña, dijo que esta decisión “tiene un fin electoral y atrasa mucho, los chicos a los 16 años tienen que estar en la escuela, construyendo un proyecto de vida”.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.





Comentarios