El actor dejó ver su felicidad y el tamaño afecto que le tiene tanto a su mujer como a su hija.


Darío Barassi no puede ni quiere disimular ni un poco el feliz momento por el que está pasando. Hace un mes, se convirtió en padre por primera vez tras el nacimiento de su hija Emilia, fruto de su relación con Lucía Gómez Centurión.

Por ello, manifestó a Intrusos la alegría que siente de disfrutar de la paternidad y el amor que siente tanto por la mujer que eligió como esposa cuatro años atrás, como por su pequeña.

Estoy pasando el mejor momento de mi vida. La enana es una muñeca. Es una bola, no para de comer, de crecer. Estoy enamorado. Es lo mejor que me pasó en la vida”, manifestó contento.

Sobre su autodefinición como papá primerizo, aclaró con humor: ”Soy insoportable. Cada vez que se duerme voy, le pongo el dedito y la zamarreo. Después llora y me hago el boludo. Mi mujer me quiere matar. Pero me pasa, no sé si es de primerizo, pero estoy toda la noche chequeando si esa hermosura respira”.




Comentarios