A pesar de los rastrillajes en la zona, no han podido dar con el origen del extraño llanto de bebe que perturba a los vecinos por la noche.


Los habitantes de Luján no encuentran explicación alguna para el llanto de bebé que puede escucharse desde el martes por la mañana en la calle Flores y avenida Intendente Pascual Simone, cerca de las vías del Tren Sarmiento.

”Escuché el llanto, como escuchamos todos. Fueron dos noches seguidas, a las 18.40. Cuando pasa el tren de esa hora, lo escuchamos llorar. También lo oyó la policía y se fue, hicieron un operativo pero no se quedaron”, explicó uno de los vecinos.

Sobre los rastrillajes de la Policía, otro habitante manifestó: ”Estábamos anoche parados mientras pasaba el tren, y el bebé empezó a llorar ahí abajo. La policía lo escuchó, pero no lo tomaron en serio, empezaron a hablar tonterías y se fue. Ellos no creen, hicieron abandono”. Luego, agregó: ”El llanto cuando nos acercamos, desaparece, es algo raro, pero lo que nos llama la atención es que la policía se burló de todos nosotros”.

Con un tono aún mas trémulo, otra lujanense advirtió: ”¿Qué somos, tres locas que escuchamos algo? Esto es verdad, pero no quieren creerlo. Si esto fue hace 40 años como dice la leyenda, entonces deberían saberlo. Acá dicen que se cumplen 40 años de un accidente acá o de que una mamá tiró a un bebé acá. Si fuese así, tendría que haber una investigación”.

En cuanto al nombre elegido para el supuesto infante perdido, respondieron: ”En ese lugar enterraron a un recién nacido hace un tiempo, que se llamaba así”. Descartando la posibilidad de que sea un niño de carne y hueso, un joven opinó: ”Un bebé no puede estar tanto tiempo llorando en la intemperie, se hubiese descompensado por las bajas temperaturas, el hambre o la sed que estaría pasando. Es algo muy extraño”.

Bomberos Voluntarios también trabajó sobre el terreno, aunque no pudieron encontrar nada. Existe incluso un material audiovisual donde se registró el tenebroso quejido, donde se puede apreciar a tres jóvenes recorriendo la zona, hasta que captan el sonido y se van corriendo.




Comentarios