La actriz contó su experiencia con las drogas y habló de sus adicciones.


La hija de Moria Casán estuvo como invitada en el ciclo de Telefé PH, Podemos Hablar, que conduce Andy Kusnetzoff y habló de diferentes temas de su vida.

Cuándo el conductor preguntó quiénes habían experimentado con drogas, Sofía Gala, junto con otros invitados, dio un paso al frente. “Me parece que hay que poner en distintos niveles las drogas, no es lo mismo la cocaína, que la marihuana o el LSD. Yo probé casi todas las drogas que existen, tuve problemas con una sola y me fue bien con otras”, contó.

Tuve muchos problemas con la cocaína, estuve 10 años consumiendo, los últimos 3 muy mal. Tuve que entrar en recuperación, en Narcóticos Anónimos un año, con mi pareja internada. Me hizo pésimo y me alejó de mi familia. Odio la cocaína, la tengo totalmente endemoniada porque arruinó muchos momentos y situaciones de mi vida y me sacó de mi eje”, confesó Sofía sin vacilar.

“La pasé pésimo, pésimo, pésimo. No sólo por mí, sino por la gente que tenes alrededor”, continuó. “Mi hija era chiquita y perdí muchos momentos con ella. Por suerte, cuando nació empezó mi necesidad de recuperarme, pero estuve tres o cuatro años hasta poder hacerlo del todo”.

Es muy difícil salir, estuve un año tratando de tomar la decisión sin poder activarla. Fui dos veces a Narcóticos Anónimos antes de quedarme. Ahí me ayudaron mucho, son terapias muy recomendables pero solo si querés salir. Uno tiene que tomar la decisión real de mejorarse, reconocer el problema, estar consumiendo sin tener ganas”.

Si bien aseguró “odiar” la cocaína, luego sorprendió al hablar de la marihuana: “A mí me ayudó la marihuana. Soy muy ansiosa y tengo muchos problemas de ansiedad. Cuando era chica sufría ataques de pánico severos, me quisieron medicar y empecé a probar primero con la marihuana y después con el aceite. Antes no existía esto y estaba puesto en un lugar muy marginal, pero me fue muy bien”, aseguró.

“Igual me parece importante hablar del tema de las drogas, algunas de las más adictivas y peores son legales, como el tabaco y el alcohol. Cuando se habla de las drogas, hay que ver, porque el aceite de marihuana ayuda a un montón de gente con distintas enfermedades”, advirtió.

Ante la reacción de Kusnetzoff, que pidió algo de prudencia a la hora de hablar positivamente de las drogas, la actriz concluyó: “Me parece que la marihuana recreativa es mucho menos perjudicial que el tabaco y que el alcohol. Aclaremos que todo es individual y esa es la manera en la que se deberían tratar las drogas”.





Comentarios