En base a los escasos recursos con los que contó, en comparación con su contrincante por la provincia María Vidal.


El precandidato a la gobernación bonaerense por el Frente de Todos, Axel Kicillof aseguró hoy que “fue una campaña muy desigual”, por los escasos recursos con los que contó respecto de la gobernadora y postulante a su reelección, María Eugenia Vidal.

“Fue una campaña muy desigual. Se nota en todo, pero hemos hablado y escuchado a la gente que se ha podido expresar en toda la provincia y contarnos como la está pasando y ante la situación actual poder hacer nuestra propuesta”, indicó.

Tras votar en Manzanares, en el partido bonaerense de Pilar, adelantó que luego de hablar con los precandidatos a la presidencia y vice, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, respectivamente, sintió que estaban “muy contentos”.

Después de recorrer 80 mil kilómetros durante 44 meses, el precandidato dijo en declaraciones a la prensa que si bien la campaña fue “muy desigual” también le pareció “muy esperanzadora”.

“Cuando venían (los vecinos) con algo de la gravedad actual, la tarea fue darle una palabra de aliento y de futuro, inclusive de sectores que antes no nos acompañaban. Eso fue esperanzador”, dijo el precandidato. Respecto a los resultados de las primarias, el exministro de Economía indicó que junto a su equipo de campaña verá “como salen los resultados” para analizar los pasos a seguir, en qué puede reforzar.

En cuanto al escrutinio provisorio remarcó: “Queremos la mayor transparencia, necesitamos certeza sobre los resultados y que nadie se vaya a dormir pensando que pasó una cosa y después otra”. En ese sentido destacó las resoluciones de la Justicia Electoral, que dio cuenta que el Gobierno había “incumplido” con los plazos para la entrega del software de transmisión del escrutinio.

“No son exactamente lo que pedíamos, pero bueno… uno quiere darle a los bonaerenses la certidumbre de que estamos trabajando para que las elecciones sean perfectamente transparentes, para no generar ningún tipo de sospecha adicional”.

Durante el resto del día, Kicillof continuará con un almuerzo en familia en la localidad de Pilar y luego se trasladará hasta el centro de cómputos, cerca de las 17:00 horas recorrerán los lugares donde están reunidos “fiscalizando muy fuerte, cuidando los votos”.

Por la corresponsalía de Buenos Aires




Comentarios