Más de 13 mil presos participaron de las primarias. La mayoría votó por la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.


El pasado domingo, en las elecciones primarias la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner obtuvo una arrasadora victoria también en las cárceles. La mayoría de los votos fueron para el Frente de Todos, lista que obtuvo 10.329 sufragios del total de los 13.826 presos que participaron.

Mientras tanto, la lista de Juntos por el Cambio encabezada por Mauricio Macri y Miguel Pichetto solo obtuvo 1058 votos. En tercer lugar se ubicó el Movimiento al Socialismo, con 761; los votos emitidos en blanco fueron 433 y por último se ubicó Consenso Federal con 308 votos.

A pesar de que 57.672 personas estuvieron habilitadas para sufragar en 301 unidades penitenciarias en todo el país, solo votó el 24% de los presos que estaban en el Registro de Electores Privados de Libertad. Los datos fueron suministrados por la Justicia Electoral a La Nación.

El sistema de votación en las cárceles se realiza a través de una boleta única de papel que contiene los candidatos a presidente y diputados nacionales, en la que deben marcar con una cruz su voto. Según la Ley 25.858, los procesados que se encuentren cumpliendo prisión preventiva tendrán derecho a emitir su voto en todos los actos eleccionarios que se celebren durante el lapso en que se encuentren detenidos.

Entre los procesados sin condena firme habilitados a votar figuraron algunos exfuncionarios del gobierno kirchnerista, entre ellos el ex vicepresidente Amado Boudou; el exministro de Planificación Julio de Vido; los secretarios Ricardo Jaime, Juan Pablo Schiavi y Roberto Baratta; además de los empresarios Lázaro Báez, Fabián De Souza y Cristóbal López y el dirigente del partido Miles, Luis D’Elía.





Comentarios