El titular del Banco Central brindó una conferencia de prensa tras la asunción de Hernán Lacunza como flamante ministro de Hacienda.


El presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Guido Sandleris, reconoció este martes que se viven momentos de “alta volatilidad financiera” y que la inflación repuntará en agosto y septiembre, a la vez que ratificó el plan de acción que lleva adelante la entidad monetaria que preside.

“Tenemos que ser realistas, la inflación lamentablemente subirá en agosto y en septiembre”, sostuvo Sandleris durante en una conferencia de prensa, a la vez que agregó que “el salto reciente en el tipo de cambio va a interrumpir el proceso de desinflación de los últimos cuatro meses, que había llevado a que en julio sea del 2,2%”.

Según explicó el funcionario, los “objetivos prioritarios” del BCRA son “la estabilidad nominal y financiera para el periodo electoral y posterior al 10 de diciembre”.

Ante la consulta de un periodista, Sandleris expresó que no tienen un “plan B” y que están “muy convencidos” de lo que hacen. En ese sentido, señaló que él y su equipo creen que el esquema monetario actual, con los ajustes que están haciendo, “va a permitir va continuar el sendero de baja de inflación y reanclar las expectativas”.

Tipo de cambio

Por otra parte, el titular del BCRA defendió el precio actual del dólar, al mismo tiempo que rechazó las críticas que hizo la oposición sobre el uso de las reservas para realizar intervenciones puntuales y evitar que el tipo de cambio se disparara aún más.

“Hay un amplio consenso de que el tipo de cambio es ahora muy competitivo. El Banco Central seguirá usando una política monetaria restrictiva y las intervenciones cambiarias para moderar la volatilidad nominal”, sostuvo.

Governor of Argentina’s Central Bank Guido Sandleris attends a news conference at the Central Bank in Buenos Aires, Argentina August 20, 2019. REUTERS/Agustin Marcarian

Con respecto a la situación que se vivió la semana pasada tras las elecciones primarias en la que el peso perdió el 19% de su valor frente al dólar, Sandleris afirmó que se trató de un “reacomodamiento general del valor de los activos argentinos”.

Ante ese panorama, agregó, la entidad rectora respondió utilizando “inmediatamente” distintas herramientas que lograron que a mediados de la semana se comenzara estabilizar la cotización del peso.

“Nuestras acciones apuntaron y apuntan a contener el impacto de los flujos financieros sobre la economía real”, destacó. E insistió con que su gestión monetaria no dilapidará reservas internacionales.

Estrategias

Sandleris señaló que la semana pasada el Banco Central intensificó la absorción de pesos a través de una suba en la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq) “de casi 11 puntos porcentuales”.

Y anticipó que, hacia delante, el Central seguirá absorbiendo pesos con su meta de base monetaria. No descartó incluso que este proceso pueda profundizarse si la coyuntura lo amerita.

La herramienta: Leliq

Con respecto a esta herramienta, Sandleris defendió su uso. “Si uno mira el stock los Leliq y le suma otros pasivos remunerados, el monto está muy por debajo” del nivel histórico, sostuvo.

“En términos del Producto Bruto Interno (PBI), el stock de Leliq es un poco más de 5%”, mientras que en marzo de 2018, continuó Sandleris, “el monto de los pasivos remunerados del BCRA, en este momento eran otros instrumentos, era más del 10 por ciento del PBI”.

“Las Leliq no representan una amenaza ni un riesgo, es lo que permite al BCRA absorber pesos y fijar la tasa de interés de referencia de la política monetaria que es la que se trasmite a la tasa que reciben los depositantes”, enfatizó.

Reservas internacionales

El funcionario desestimó las críticas que hizo la oposición sobre el uso de reservas. “Las reservas internacionales son esencialmente para moderar la volatilidad del tipo de cambio y garantizar la estabilidad del sistema financiero”, explicó.

De esta manera, le contestó a Alberto Fernández, candidato a presidente por el Frente de Todos, quien la semana pasada se había manifestado “alamarado” porque según el último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), las reservas netas reales podían ser de unos 11 mil millones de dólares en diciembre.

REUTERS/Agustin Marcarian/File Photo

Según Sandleris, las reservas ascienden a los 62 mil millones de dólares. “El BCRA ha sido muy prudente en el uso de las reservas. Como quedo en evidencia, no se usaran para contener cotizaciones de activos financieros alejadas de su ‘fundamentals’ económicos”, aseguró.

“Somos conscientes de la que incertidumbre actual genera dificultades y angustia en la población”, señaló Sandleris a la vez que llevó tranquilidad: “nos encontramos ante un sistema que permanece solido pese a las fluctuaciones cambiarias”, sostuvo.





Comentarios