Los dirigentes rurales se reunieron con Macri y Lavagna. Ahora esperan un encuentro con Alberto Fernández.


No quieren retenciones, pero están dispuestos a discutir su continuidad para ayudar a estabilizar la economía. Así lo ven en la Mesa de Enlace agropecuaria, que reúne a las principales entidades: la Sociedad Rural, Coninagro, CRA y la Federación Agraria.

Carlos Iannizotto, presidente de Coninagro, reveló este miércoles que los ruralistas están dispuestos al diálogo para buscar alternativas. Tienen propuestas superadoras a las retenciones, pero no van a mostrar intransigencia.

Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro. (Web)

Este martes se reunieron con el presidente y candidato a la reelección, Mauricio Macri, y luego fue a un encuentro similar con Roberto Lavagna, de Consenso Federal; en los próximos días se reunirán con Alberto Fernández, del Frente de Todos.

En declaraciones a radio Cítrica, Iannizotto fue directo: “Si las retenciones son garantía o la solución para revertir muchos de los problemas que tantos nos aquejan, que se apliquen retenciones. A todo esto hay que darle una cara humana y no es sólo una cuestión de números“.

No obstante, aclaró que él y sus compañeros de la Sociedad Rural Argentina, Confederaciones Rurales y la Federación Agraria no consideran que las retenciones sean la única solución, dado que hay otro camino pero que es más “complejo”.

“Nosotros creemos que hay otra forma más compleja que consiste en producir más, con una política con financiamiento y una presión tributaria menor, porque de esa manera el Estado va a recaudar más que poniendo impuesto sobre impuesto, porque eso retrae la inversión”, afirmó el dirigente rural.

En ese sentido, Iannizotto dijo que “lo fundamental” es que la representación rural y la dirigencia política se puedan “poner de acuerdo” porque el objetivo común debe ser “generar empleo y reducir la pobreza”.

El presidente de Coninagro insistió en que él no cree que las retenciones a las exportaciones agroindustriales sean “la solución”, pero también señaló que “siempre hay que darle prioridad a la parte humana porque es la política la que debe conducir y no la economía”.

Según dijo el ruralista, la Mesa de Enlace no está de acuerdo con que las retenciones sean un instrumento de la política tributaria del país, pero sin embargo le da un “lugar más primario” a una política de expansión de exportación para que entren divisas y se equilibre la situación fiscal, y haya recursos para la infraestructura que el país necesita para desarrollarse.

No creemos que las retenciones sean lo ideal, pero no es lo más importante. Lo fundamental es que haya estabilidad, una política de Estado, institucionalidad y generación de empleo, que es fundamental”, dijo el ruralista.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.




Comentarios