El ministro de Justicia desestimó que los jueces se estén "ajustando" al nuevo escenario político que dejaron las PASO.


El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, relativizó la importancia de la reciente anulación de los procesamientos en la causa por el soterramiento del tren Sarmiento y el pedido de información que hizo el juez Claudio Bonadio sobre la licitación del Paseo del Bajo.

Hemos transformado la Justicia en un partido de futbol, donde vamos relatando cada jugada y me parece que eso es un error”, sostuvo Garavano este jueves en conversación con la Futuröck.

En ese sentido, el ministro lamentó que en la Argentina se difundan medidas que tienen que ver con instancias preliminares de investigaciones judiciales. “Se toman como si fueran cosas definitivas, cuando en realidad lo significativo es el juicio oral y público. Ahí es donde tienen que estar el foco porque ahí se define si una persona es culpable o inocente y no en estas medidas”, profundizó Garavano.

De esta manera Garavano se refirió a dos recientes movimientos de la Justicia por los que se acusa a los magistrados de “ajustarse” al nuevo escenario político que dejaron las elecciones PASO, en las que quedó en evidencia que Alberto Fernández y Cristina Kirchner probablemente dirigirán los destinos del país durante los próximos cuatro años.

Por un lado, la decisión de la Cámara Federal de anular los procesamientos que se dictaron en primera instancia en la causa en la que se investiga el presunto pago de coimas en la obra de soterramiento del tren Sarmiento. La medida benefició a exfuncionarios kirchneristas como Julio De Vido, Roberto Baratta, Ricardo Jaime, Juan Pablo Schiavi y José López.

Por otra parte, el juez federal Bonadio, quien procesó a la expresidenta Kirchner en múltiples causas de corrupción, requirió a la empresa Autopistas Urbanas S.A. (AUSA), cuyo principal accionista es la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, información sobre el proceso de licitación del Paseo del Bajo.

Claudio Bonadio, quien investiga a la expresidenta Kircher por corrupción. Crédito: AP Photo/Adrian Escandar.

Este pedido ocurre tras una presentación que hizo la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA) quien denunció a los gobiernos del presidente Mauricio Macri y del Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta por el presunto direccionamiento de una parte importante de la obra en favor de la empresa IECSA.

Sin embargo, Garavano desestimó la idea de que haya interferencia de la actualidad política en el accionar de la Justicia.

No tiene que ver con el cronograma electoral”, sostuvo el titular de la cartera de Justicia y agregó: “Este segundo semestre va a estar marcado por dos o tres elecciones y en esa línea cualquier decisión que tome la Justicia en estos seis meses va a ser objeto de análisis político. Yo espero que la Justicia actué siempre de acuerdo a la ley y no de acuerdo la circunstancia política favorable a uno u otro sector”.

Por último, consultado sobre si una eventual victoria de Fernández en las elecciones generales implicará una marcha atrás en las causas por corrupción que enfrentan algunos exfuncionarios kirchneristas, Garavano dijo que espera que no.

La expresidenta y actual senadora Cristina Fernández sentada en el banquillo de los acusados en el marco de la causa Vialidad. Crédito: EFE/Juan Ignacio Roncoroni.

“Alberto Fernández es profesor de Derecho, conoce mucho del tema y si bien en los inicios tuvo algunas expresiones que no compartía, y así lo manifesté públicamente, en el último tiempo ha ido morigerando muchas de esas opiniones”, afirmó Garavano y concluyó: “Creo que la Justicia tiene sus propios mecanismo de revisión y son esos mecanismos los que deben imperar en los procesos en trámite”.





Comentarios