La querella pidió 24 años de cárcel para el exfutbolista paraguayo. En tanto, la fiscalía pidió 12 años.


El exfutbolista paraguayo Jonathan Fabbro fue indagado este jueves en el juicio oral que se le sigue por el presunto abuso sexual con acceso carnal de su ahijada y sobrina, que hoy tiene 13 años. Y durante esta tercera audiencia, que se hizo a puertas cerradas, el acusado habló durante una hora y media y negó los hechos.

En los alegatos, la querella pidió que Fabbro sea condenado a 24 años de prisión efectiva, mientras que la fiscalía pidió 12 años.

En ​este debate, que empezó el lunes pasado y conduce el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional número 12 de la Capital Federal, declararon una veintena de testigos, entre ellos la modelo paraguaya Larissa Riquelme, pareja del acusado.

La lectura del veredicto -será pública- se realizaría en una cuarta jornada, con fecha aún a determinar, informaron a Télam fuentes judiciales.

Los supuestos chats entre Fabbro y su ahijada. (Infobae)

En junio del año pasado, la Justicia confirmó el procesamiento bajo prisión preventiva del exjugador por cinco hechos de abuso sexual con acceso carnal y gravemente ultrajante, agravado por haber sido perpetrado por una persona con parentesco por afinidad y encargado de la guarda de la víctima, en concurso ideal con corrupción de menores agravada por resultar la víctima menor de trece años de edad y el agresor encargado de la guarda, según establece el Código Penal.

Fabbro fue detenido el 20 de diciembre de 2017 en el estado mexicano de Puebla. En tanto, en mayo de 2018 fue extraditado a la Argentina acusado por los hechos ocurridos cuando la víctima tenía entre 5 y 11 años.




Comentarios