El periodista habló también acerca del repentino rol que debió tomar en el seno familiar a sus 16 años.


Diversos debates, conversaciones y revelaciones se dan en Podemos Hablar, el programa que conduce Andy Kusnetzoff en Telefe. En su última emisión, luego de un humorístico momento protagonizado por Lizy Tagliani, hubo lugar también para las historias duras, como la de Gustavo López.

En un determinado momento, el periodista habló acerca de la temprana muerte de su padre a los 40 años, cuando este tenía apenas 16. “Se me vino el mundo abajo. Pasé a ser un rebelde. No era el más estudioso, no era el más trabajador. Y de repente a los 16 años estar solo…”, comenzó relatando.

Explicó también el rol que debió tomar a partir de ello: “Ser el mayor de los hermanos de mi casa, pasar a ser el dueño de la panadería, tener 20 empleados. Fue muy dificil”. “Mi papa nos llevaba de vacaciones, nos traía la comida, era todo para nosotros“, completó entre lágrimas.

Finalmente, detalló que su ausencia derivó en varias malas decisiones, mencionando además un accidente vial que sufrió: “Fue muy dificil, me mande mil cagadas en mi vida. A los seis meses me acuerdo que tuve un accidente gravísimo yo también, porque empecé a manejar, tenía que laburar. Tenía el semáforo en verde, acelero para que me agarre en verde y se me vino un colectivo. Cuando me desperté, estaban los bomberos cortando el auto. Estuve tres días internado“.





Comentarios