El control de divisas era una medida que había reclamado el peronismo kirchnerista a Macri


Dos exponentes del Frente de Todos, que lleva como candidato a presidente a Alberto Fernández, cuestionaron hoy con dureza al Gobierno, pero evitaron referirse a las medidas de emergencia anunciadas este domingo por el Banco Central. El control de cambios era una medida exigida por el Frente de Todos al presidente Mauricio Macri para frenar de alguna manera la sangría de dólares de la economía y estabilizar el tipo de cambio.

Sergio Massa, candidato a diputado nacional por el peronismo kirchnerista, dijo que “en 100 días termina esta etapa gris de la Argentina y comienza un nuevo gobierno, donde el trabajo tendrá protagonismo central”. Massa participó de un acto por el Día del Niño organizado por el Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio, Garages, Playas de Estacionamiento (SOESGyPE), que lidera Carlos Acuña, uno de los integrantes del triunvirato de la CGT.

“A todos nos duele el país que nos está dejando Macri”, sostuvo el candidato y valoró “el esfuerzo” de los gremios como organizaciones de contención ante el aumento de las demandas sociales por el incremento de la pobreza. “El desafío es transmitir esperanza a cada argentino. Nuestra responsabilidad es poner de pie a la Argentina, en la que ganó la timba financiera y perdió la mayoría de los argentinos, por el mal camino elegido por Macri”, insistió Massa.

Massa estuvo con Martín Insaurralde, intendente de Lomas de Zamora y candidato a la reelección; Malena Galmarini, candidata a diputada provincial; Carlos Acuña (hijo), referente del Frente Renovador en Ituzaingó; entre otros. Por otro lado, Nicolás Trotta, quien oficia de coordinador de equipos técnicos del Frente de Todos, afirmó que “de este default que generó el gobierno nos va a sacar Alberto Fernández”.

“Hasta el 11 de agosto, le echaron la culpa al pasado y ¿qué cambió?, empezaron a echarle la culpa al futuro. No asumen la responsabilidad, los argentinos estamos sufriendo no solo de incertidumbre, sino de una profunda crisis social. Se habla de default económico, pero hay default industrial y social. De los tres default nos saca Alberto Fernández, estoy convencido”, aseguró Trotta.

El rector de la Universidad Metropolitana de la Educación y el Trabajo (UMET) consideró que hay que sentar en una mesa a todos los actores sociales para acordar lo que debe ser el camino ante la emergencia social. “En nuestra universidad creamos hace un poco más de tres años un Observatorio de la Deuda Externa. Dijimos que el proceso de endeudamiento era insustentable, que no se podía abrir la economía al capital especulativo, que el proceso de endeudamiento es criminal”, reflexionó Trotta.

El coordinador refirió que todos los gobiernos argentinos han tenido déficit de dólares. “Después de la derrota electoral, el gobierno empezó a tomar conciencia de que las cosas no andaban bien, comenzaron a tomar medidas parciales e insuficientes”, sostuvo. Además, señaló: “Es un gobierno que ha perdido el rumbo”. Y expuso que espera que desde el 27 de octubre se abra “una ventana de posibilidades distinta”.

“El proceso electoral nos tiene que dar la posibilidad de ver cómo va a ser la Argentina a partir del 10 de diciembre, con un gobierno nuevo con fuerte legitimidad social al servicio de empezar rápidamente a construir consensos, cosa que no hizo este gobierno”, indicó.

Por la corresponsalía Buenos Aires




Comentarios