El nuevo convenio consiste en un esquema gradual hacia el libre comercio que durará 10 años.


Directivos de las terminales automotrices y de las empresas autopartistas expresaron este lunes su “apoyo” al reciente acuerdo alcanzado por los gobiernos de Argentina y Brasil que extendió el libre comercio administrado de la producción automotriz (Flex) hasta 2029.

Así lo hicieron durante un encuentro con el presidente Mauricio Macri en Casa de Gobierno, acompañado por el ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, encargado de la firma del nuevo acuerdo automotriz la semana pasada.

Tras el encuentro, el Gobierno nacional expresó en un comunicado que los referentes de la industria automotriz recibidos por Macri “manifestaron su apoyo al reciente acuerdo alcanzado por los gobiernos de Argentina y Brasil” y que entrará en vigencia en junio de 2020.

De la reunión también participaron el secretario de Industria de la Nación, Fernando Grasso y el subsecretario de Comercio Exterior, Federico Lavopa.

En representación de la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA) estuvieron presentes Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat Chrysler Automobile (FCA); Gabriel López, por Ford; Marcus Cheistwer, por Iveco; César Luis Ramírez Rojas, por Scania y Thomas Owsianski, por Volkswagen.

Además, participaron Juan Cantarella y Raul Amill por la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) y Sergio Kalut y Claudio Cordero, por el Grupo Proa.

El nuevo acuerdo consiste en un esquema gradual hacia el libre comercio que durará 10 años, en línea con el acuerdo alcanzado hace dos meses entre el Mercosur y la Unión Europea.

Este nuevo convenio les brinda a las terminales automotrices y autopartistas nacionales un horizonte de previsibilidad y les permitirá orientar sus inversiones consolidando un patrón de especialización que asegure escalas de producción más rentables.

El Gobierno resaltó que la Argentina se encuentra entre los 20 principales fabricantes de vehículos del mundo en cuanto a capacidad instalada, y toda la cadena de valor local comprende una participación cercana al 8% en el empleo industrial.

Además, el sector explica más del 40 % de las exportaciones argentinas de manufacturas de origen industrial, y genera 78.000 puestos de trabajo directos y alrededor de 160.000 indirectos.





Comentarios