El Mercado Electrónico de Pagos es una forma que utiliza el mercado de bonos soberanos en dólares, de acuerdo con los expertos.


El Banco Central (BCRA) dispuso para comprar una propiedad se deberá contar con el total de dólares necesarios para adquirirla o recurrir a los 10 mil mensuales por mes que está permitido comprar en concepto de ahorro para completar el monto. De acuerdo con la abogada Jimena Vega Olmos, socia del estudio Martínez de Hoz & Rueda esta restricción había regido en el país. Impuesta luego de la crisis de 2001, pero hasta 2012 se podía “sortear” porque el monto de compra de dólares para atesoramiento era muy alto y “de libre disponibilidad”, según informó el diario La Nación.

Cuando el cepo se profundizó, en el segundo mandato de Cristina Kirchner, quienes no tuvieron la posibilidad para hacerse con los dólares necesarios para cerrar la operación recurrieron a la vía judicial y se generó un “aluvión de cautelares”. Ahora, las inmobiliarias hicieron un pedido al BCRA para buscar alguna solución regulatoria al nuevo obstáculo para comprar propiedades, aunque todavía no hubo novedades al respecto.

Para poder conseguir los dólares restantes se deberá recurrir al “Mercado Electrónico de Pagos (MEP), que es una forma de obtener divisas utilizando el mercado de bonos soberanos en dólares. A esta operatoria también se la conoce como ‘dólar bolsa'”, explicó Gustavo Neffa, socio y director de Research for Traders. Aclaró que la operatoria sería accesible para personas que no tienen cuentas en el exterior y “totalmente en blanco, con dinero que ya había sido declarado en una cuenta”.

Cómo funciona

“Lo que hay que hacer primero es abrir una cuenta en una casa de bolsa que no sea cambista, porque no está permitida la operación para a aquellas casas que pueden realizar operaciones de cambio”, explicó María Laura Tramezzani, managing partner de AAG Finanzas.

Además de la cuenta abierta en la casa de bolsa es necesario tener una cuenta bancaria donde poder “fondearla”. De ahí provendrán los pesos para iniciar la operación y ahí terminarán los dólares comprados. Ambas cuentas tienen que corresponder a la misma persona. Desde la cuenta bancaria se transfieren a la cuenta abierta en la casa de bolsa la cantidad de pesos que se quiere convertir en dólares y se le da la instrucción al operador de que con esos pesos se compre dólar MEP.

“¿Qué hace el operador? Toma tus pesos y compra un bono argentino que cotice en las dos monedas. ¿Qué bonos? Básicamente, todos los bonos soberanos. Por ejemplo, el Bonar 20, el Bonar 24, el Discount. Cualquier bono cuya norma de emisión establezca que la moneda de emisión del título son los dólares”, precisó Tramezzani.

El operador compra uno de esos bonos con pesos e inmediatamente después los vende, pero en dólares. Esos dólares que resultan de la venta son acreditados en la cuenta bancaria que el cliente tiene en el banco para “fondear” e inmediatamente puede disponer de ellos. Las restricciones oficiales son para la compra, no para el retiro.

Se trata de comprar y vender de bonos. El operador es quien elige el bono con que se opera y para hacerlo se fija en que sea muy líquido y tenga la menor volatilidad de precio posible. “El bono que se toma por excelencia es el Bonar 24, que tiene esas características: es una emisión muy grande, un título muy líquido y opera contra las dos monedas”, explicó Tramezzani.

El Banco Central no intervendrá

En el artículo tres del DNU firmado por el presidente Mauricio Macri con el anuncio de las nuevas restricciones cambiarias se faculta al BCRA a “establecer reglamentaciones que eviten prácticas y operaciones tendientes a eludir, a través de títulos públicos u otros instrumentos”.

Sin embargo, en la conferencia de prensa del lunes posterior a los anuncios, el titular del BCRA, Guido Sandleris aseveró que no iba a haber restricciones para operatorias de este tipo. “La compra de dólar MEP es una actividad de Bolsa y le corresponde regularla a la Comisión Nacional de Valores (CNV), que por ahora está ocupada con los problemas de los fondos comunes de inversión”, consideró Neffa.





Comentarios