Los principales candidatos para las elecciones de octubre pusieron en marcha la campaña.


Alberto Fernández regresó el lunes por la mañana al país, después de una mini-gira por España y Portugal. Hasta el próximo domingo no se moverá de la Ciudad de Buenos Aires y concentrará su agenda en las oficinas de San Telmo. Pasado el mediodía de este martes, el candidato a presidente por el Frente de Todos, se reunió con Santiago Cafiero y Juan Pablo Biondi, y otros colaboradores para organizar la agenda semanal: siguen siendo muchos los interesados en pasar por México 337, tal como ocurre desde el día siguiente de su resonante perfomance electoral en las PASO.

En Madrid se entrevistó con el presidente español, Pedro Sánchez, y en Lisboa, con el premier portugués António Costa. También se reunió empresarios españoles. “Estuvo medio PBI de España”, graficó el diputado Felipe Solá, quien acompañó a Fernández en la gira. El candidato volvió satisfecho: a su entender, pudo explicar qué piensa sobre el acuerdo Unión Europea-Mercosur, ya sin intermediarios. Y que asumirá el compromiso de honrar las deudas.

“Creo que se abre una gran posibilidad para que la Argentina vuelva a Europa de un modo serio. Tanto Cristina como yo, hemos tenido la convicción de que Argentina debía involucrarse con la Unión Europea; pero que debía hacerlo preservando los derechos de Argentina”, explicó Fernández, en declaraciones que dio en Ezeiza.

Alberto Fernández se reunió con el presidente español Pedro Sánchez. (Frente de Todos).

Allí le preguntaron si se sentía Presidente: “No, yo seré Presidente el día que me voten los argentinos; hasta acá soy un candidato”, respondió.

El candidato que consiguió el 47,78 por ciento de los votos válidos en las primarias hará una pausa hasta continuar con su “agenda internacional”: el jueves 19 de este mes se entrevistará en México con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Antes de las primarias, Fernández había viajado a Uruguay donde vio al expresidente José Mujica. Y también visitó en Curitiba, Brasil, al expresidente Lula da Silva, por quien pidió su liberación. “Con (el presidente Jair) Bolsonaro no hablé; no tengo necesidad de hablar con él por ahora”, dijo también el lunes en Ezeiza.

“Esta semana toda la actividad se concentrará en las oficinas de México”, ratificaron a este medio desde el Frente de Todos. Esa rutina se romperá el domingo, cuando viaje a Córdoba para participar de una misa en memoria de José Manuel de la Sota, en el primer aniversario de su muerte.

El velatorio de José Manuel de la Sota en el Centro Cívico.

“Estamos en empate técnico, según trabajos recientes”, confió a este diario un dirigente cercano a Fernández. Se trata de encuestas sobre Mendoza, la próxima estación electoral. El 29 de septiembre, el quinto distrito electoral en el país pone mucho en juego al ser una de las tres provincias radicales. Oficialismo y oposición aspiran a un triunfo que anime la campaña hacia el 27 de octubre.  Fernández visitará la provincia para apuntalar a la candidata peronista a la gobernación, Anabel Fernández Sagasti, senadora nacional encuadrada en el kirchnerismo.

Juntos por el Cambio

Al presidente Mauricio Macri también le espera una agenda internacional en el medio de la campaña para su reelección. El 21 de septiembre viajará a Nueva York, Estados Unidos, para participar de la Asamblea General de Naciones Unidas. Desde Cancillería trascendió la posibilidad de que mantenga entrevistas con el presidente estadounidense Donald Trump y con el mandatario chino, Xi Jinping. El encuentro con el presidente de los Estados Unidos será en un contexto de incertidumbre: el gobierno de Macri espera que el Fondo Monetario Internacional confirme el desembolso de más de 5 mil millones de dólares. El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, acompañará a Macri.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, acompañará a Macri a la Asamblea General de Naciones Unidas.

La campaña electoral del oficialismo no es sencilla: se trata de remontar los 16 puntos de diferencia con el Frente de Todos, en el marco de una crisis económica.

Tampoco ayudan algunos cortocircuitos internos. “Yo creo que hay que dar la pelea electoral y que el tema no está cerrado. Yo siempre digo lo mismo; si a alguien le preocupa, me gustaría que me lo diga de frente”, desafió el lunes Miguel Angel Pichetto. El senador peronista y candidato a vice de Juntos por el Cambio salió al cruce del “fuego amigo”. Pichetto admitió ver “algunas visiones de depresión” en dirigentes de la alianza oficialista.

En la provincia de Buenos Aires, la gobernadora del PRO, María Eugenia Vidal, también afronta una campaña desde atrás. El candidato Axel Kicillof le sacó una asombrosa ventaja de casi 17 puntos. La gobernadora y su equipo decidieron tomar distancia de la Casa Rosada. La consigna: “Provincializar” la elección, contrariamente a lo hecho en la campaña de las PASO, donde Vidal jugó como una figura nacional, con más presencia en los medios que el propio Macri. “Ella parecía la candidata a presidenta”, comentó a este medio, el analista político Lucas Romero.

Cristina Fernández no le facilitará la tarea al oficialismo: el próximo sábado presentará “Sinceramente” en La Matanza, el gran distrito del conurbano bonaerense. Esperan una multitud en la llamada “capital nacional del peronismo”. Kicillof, agradecido.

La expresidenta Kirchner durante la presentación de su libro “Sinceramente” en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata.





Comentarios