La actriz habló acerca de la relación con sus tres hijos y de cómo los forma.


Flor Peña se ha ganado un lugar en los medios por profesar el “Poliamor”, entre otras filosofías de vida. Sin embargo, entiende bien su rol como madre de Tomás (16 años), Juan (10 años) y Felipe (un año y 10 meses). Los primeros dos, fruto de su relación con Mariano Otero, mientras que el último lo tuvo con Ramiro Ponce de León.

Sobre su relación con los tres varones, expresó en una entrevista con la revista Caras: “Ellos me pueden decir todo lo que piensan y yo les explico todo lo que me preguntan, en mi casa no hay prohibiciones sino información. No les impongo nada“. “Les enseño que sean libres y se den la posibilidad de percibirse sin rótulos“, añadió

Florencia Peña y sus tres hijos, junto a Ramiro Ponce de León (Foto: Infobae).

Además, se posicionó como “anti-madre” al tener ser “cero solemne” con ellos, expresando también que es posible ser amigo de los hijos: “Mi casa es friendly. No soy del reto y castigo“. Aclaró a su vez que esa forma de impartir la maternidad le ha funcionado.

En cuanto a su forma de ser, analizó: “Me percibo como una mujer y madre poligénero que se identifica con varios géneros al mismo tiempo. Fluyo y no me encasillo”. También destacó que se considera “curiosa por naturaleza”.

Finalmente, indicó que Tomás, Juán y Felipe pueden y podrán contar siempre con ella “para ayudarlos a encontrar su destino sin juicios de valor que obstruyan sus libertades individuales“.




Comentarios