La modelo, casada con Mauro Zárate, se refirió a la decisión de no volver a tener hijos tras superar la enfermedad que la afectó.


Este sábado por la noche en “La noche de Mirtha”, Natalie Weber se refirió a la decisión de someterse a una ligadura de trompas por una recomendación de su médico, luego de superar el cáncer de mamá que sufrió.

La modelo y esposa de Mauro Zárate visitó a Legrand y relató en primera persona cómo fue aceptar que no podrá ser madre otra vez.

Cuando estuve enferma, empecé a barajar esta posibilidad. Y cuando ya pasó un tiempo determinado tras completar el tratamiento de radioterapia, me senté con mi médico y empezamos a charlar el tema”, afirmó.

Natalie Weber se refirió a la decisión de someterse a una ligadura de trompas por una recomendación de su médico.

Asimismo, aclaró que fue una decisión de ella pasar por la interveción. “No quiere decir que las mujeres que tuvieron cáncer de mama no puedan ser mamás. Simplemente, opté para protegerme un poco más y no volver a quedar embarazada”, expresó.

No obstante, Weber reconoció que, aunque ya es mamá de Mía y Rocco (hijos que tuvo con su pareja), la pequeña quiere tener un hermanito, por lo que no descartó subrogar un vientre o adoptar más adelante.




Comentarios