"Pese a las adversas circunstancias económicas actuales, la economía argentina se encuentra bien posicionada de cara al año que viene", aseguró el ministro.


El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, acudió este lunes al Congreso para presentar el proyecto de Presupuesto 2020 ante diputados de bloques opositores y prevé un crecimiento del 1 por ciento, una inflación del 34,2% de enero a diciembre del año próximo y un dólar a 67,11 pesos en promedio.

“Pese a las adversas circunstancias económicas actuales, de cara a 2020 la economía argentina se encuentra bien posicionada para iniciar un proceso de crecimiento económico y progreso social sostenido”, dijo el funcionario.

hernan lacunza fotos juan foglia

Además, Lacunza indicó que “la plataforma de despegue para el mandato que se inicia en tres meses tiene mejores perspectivas, que si el país estuviera todavía internado en el cuadro de los déficits gemelos”.

El Presupuesto 2020 proyecta un crecimiento del PBI del orden del 1%, liderado por un crecimiento del 7% de las exportaciones. Asimismo, se estima una recuperación de consumo privado y la inversión, “aunque, en el caso de la inversión, sin que se logre compensar el arrastre negativo asociado a la dinámica de los últimos meses de 2019”.

En relación con la inflación, “se proyecta una desaceleración hasta 34,2 por ciento interanual en diciembre de 2020, luego de una inflación proyectada para diciembre de 2019 de 52,8%“.

“Esta proyección asume un tipo de cambio real multilateral con una leve apreciación punta contra punta de alrededor del 2% interanual”, dice el mensaje. El precio del dólar promedio proyectado por Lacunza para 2020 es de 67,11 pesos; para 2021, 82,11 pesos, y para 2022, 94,50.

Además, se proyecta un superávit de cuenta corriente de 1.896 millones de dólares (0,4 por ciento del PBI), que se compara con un déficit de 3.946 millones de dólares proyectado para 2019.

También, explicó que los resultados de estos cuatro años han sido “inferiores a los esperados” por una combinación de “herencia, de inconsistencias en el programa económico y de algunos factores externos”.

Hernán Lacunza en Diputados. (Juan Foglia)

A su vez, en referencia a la deuda emitida desde 2016, afirmó que “la mitad fue para financiar el déficit fiscal”. Y agregó que ahora tiene como fin “renovar la deuda vigente a partir de que se consiga el equilibrio fiscal primario y ya va a dejar de crecer la deuda”.

“La situación de la deuda pública fue el instrumento para suavizar el impacto social de cualquier convergencia al equilibrio del resultado fiscal”, expresó el ministro.

Y destacó que “se están gestionando los consensos necesarios para la extensión temporal de las obligaciones financieras del Gobierno nacional, de manera que el próximo período presidencial se inicie con los grados de libertad necesarios para la ejecución de sus políticas”.

Sobre la reacción de los mercados tras los resultados de las elecciones primarias, Lacunza manifestó que “se duplico el riesgo país, hubo una depreciación nominal del orden del 25 por ciento de la moneda local y se redujeron drásticamente las posibilidades de renovación de la deuda de corto plazo de la Argentina”.

Sintesis del PRESUPUESTO by Via País on Scribd




Comentarios