El extitular del Banco Nación también adelantó que "siempre puede volver el corralito".


El expresidente del Banco Nación, Carlos Melconian, se expresó este domingo respecto de los rumores de su cercanía al candidato a presidente, Alberto Fernández y la posibilidad de participar en presunto gobierno peronista. “La relación se ha hecho importante porque Fernández tiene chances de ser presidente, pero es una relación de ida y vuelta por lo menos de 2005 ¿Cómo no nos vamos a ver si nos vemos hace 15 años?”, explicó en una entrevista en el programa televisivo La Cornisa.

“Un día cuando dejó el gobierno me llamó y me dijo ‘mantengamos la relación’. Lo saludé y felicité, pero continuamos con lo que habíamos hablado hasta el mes pasado, sin la vereda de enfrente y el panqueque”, ironizó. Aunque no afirmó ni negó la posibilidad de formar parte del gabinete de Fernández, en una eventual victoria del Frente de Todos.

Alberto Fernández. (Web)

“No jodamos más y algún día que la unión de todos arregle esto. Creo que los gabinetes debieran hasta empezar en algunos cargos claves renunciando a ser candidatos en la próximas elecciones”, opinó. 

Según el diario La Nación, Melconian había dicho que mantiene contacto con Fernández “ininterrumpidamente desde 2005. Una cosa es hablar con él hace tres meses, cuando no se enteraba ni el loro, y otra es ahora, cuando puede ser presidente en dos meses”, indicó.

Sin embargo, reconoció que tras las PASO del 11 de agosto “se intensifica el diálogo, las preguntas son diferentes y más profundas. Es el respeto al ciudadano, de la misma manera que lo hice al lado del presidente actual”, aseguró. En este sentido, el expresidente del Banco nación dijo que “yo hincho para la Argentina. Al próximo Presidente quiero que le vaya bien. Si me llaman, yo contesto”.

Por otra parte, Melconian adelantó que “siempre puede volver el corralito a la Argentina” pero que todo “depende de cómo vayan calmando el nerviosismo las medidas” por parte del Gobierno. “Lo están calmando bajo un instrumental que se quería llegar: el control de cambios y la reperfilación de la deuda”.

Melconian explicó la situación con la metáfora de “los dos terneros, deuda y dólares”, que “tomaban leche de la misma teta, que son las reservas; y el tercero son los depósitos en dólares. Si estos dos logran tranquilizarse y la leche alcanza; pero la poca leche que faltaba, que eran los fondos del FMI, están en transitoriamente suspendidos”.




Comentarios