Además afirmó que el imputado "la mató porque ella intentó resistirse".


La madre de Navila Serena Garay, la adolescente de 15 años que fue hallada enterrada y asesinada de 17 mazazos en la cabeza en la ciudad bonaerense de Chascomús, dijo que el sospechoso detenido “la acosaba y la llamaba por teléfono continuamente” y que es “una basura y un abusador”.

“Lo conocíamos de antes, nosotros dejamos asentado en la comisaría que el primo de él andaba en el tema de prostíbulos, de llevarse chicas, y se nos tomó la denuncia pero nunca se actuó”, relató esta mañana a la prensa Débora sobre el único detenido por el crimen de su hija, Néstor Garay de 51 años.

La mujer contó que cuando fueron a realizar la denuncia por la desaparición de Navila, la Policía le decía “que quizás iba a volver, que era una travesura”. La madre descartó la “teoría policial” porque la chica nunca se había escapado antes. Débora indicó que “ella iba al lugar que quería con nuestro consentimiento y volvía. Si la Policía hubiese actuado más rápido quizás la hubieran encontrado con vida”.

Respecto de Néstor Garay, relató que el novio de Navila había contado que la llamaba por teléfono “y la acosaba continuamente. Es un abusador, una basura y un pedófilo”, agregó Débora. Por otra parte, contó que en la declaración indagatoria al remisero que llevó a su hija hasta la casa del sospechoso “dijo que llegó al domicilio, este tipo salió, pagó el remis y ella entró a la casa. Después no supo más nada”.

“Fuimos a buscarla solos y después con la Policía y nunca nos atendió nadie. Le dejamos un papel en la puerta, avisando que éramos la familia de Navila y que estábamos desesperados”, relató. A su vez consideró que Garay “la mató porque ella intentó resistirse, no la iba a llevar por delante así nomás”.

“No la vamos a velar porque somos personas humildes, no tenemos para un velatorio, así que la Municipalidad se hace cargo del cajón y del entierro solamente”, finalizó la mujer.




Comentarios