El equipo de Sergio Hernández conquistó la medalla de plata en el Mundial de China 2019.


El presidente Mauricio Macri recibió al entrenador Sergio Hernández y al pivote Marcos Delía, integrantes de la Selección Argentina de básquet, que logró la medalla de plata en el Mundial de China y una plaza para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Macri recibió a integrantes de la Selección de básquet. (crédito: Presidencia)

También asistieron a la audiencia, realizada en el despacho presidencial de la Casa de Gobierno, el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; el titular de la Agencia de Deporte Nacional, Diógenes de Urquiza, y el presidente de la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB), Federico Susbielles.

Macri recibió a integrantes de la Selección de básquet. (crédito: Presidencia)

Hernández asumió como entrenador de la Selección en 2005 y entre sus máximas conquistas se destacan haber sido campeón en la FIBA Diamond Ball 2008 en Nankin, China, y en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, además de ganar la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos Beijing 2008.

Delía nació en la ciudad bonaerense de Saladillo, viene de disputar 45 partidos consecutivos con el equipo nacional y en agosto último fichó para Fuerza Regia de Monterrey, México, tras pasar por Boca y Obras Basket (Argentina) y Murcia y Juventut de Badalona (España).

El resto de la delegación argentina tomó distintos rumbos: Luis Scola se quedó en Beijing, mientras que los jugadores que se desempeñan en equipos de España, como Facundo Campazzo, Gabriel Deck y Nicolás Laprovittola (Real Madrid), Patricio Garino y Lucas Vildoza (Kirolbet Baskonia) y Nicolás Brussino (Básquet Zaragoza) se quedaron en Europa.

El seleccionado argentino cayó por 95 a 75 en la final del Mundial ante España, pero clasificó para los próximos juegos olímpicos de Japón del año próximo. Al encuentro definitorio, el equipo de Hernández llegó invicto luego de superar a Corea del Sur, Nigeria, Rusia, Venezuela, Polonia, Serbia y Francia.




Comentarios