Su abogado, quien en mayo había dicho que el detenido convivía con cucarachas, reclamó una solución.


El abogado Carlos Broitman denunció que su defendido, el empresario Ibar Esteban Pérez Corradi, condenado por narcotráfico, fue mordido por ratas en su celda del penal de Marcos Paz y reclamó que se solucione el problema.

Según relató el letrado en conversación con radio La 990, Corradi fue “mordido” por ratas dentro de su celda. “Tardaron un rato largo en atenderlo. Fue de noche. Es tremendo que una persona, no importa por lo que esté pagando, esté en las condiciones y el lugar en el que lo tienen, que son inhumanos“, agregó Broitman.

Carlos Broitman, abogado de Pérez Corradi. Crédito: DYN/LUCIANO THIEBERGER.

“Ya tuvimos la otra vez el tema de las cucarachas, ahora está viviendo con un nido de ratas. No sé si será por hambre o qué, pero una o dos lo han atacado. Lo han tenido que vacunar, porque fue mordido en su celda”, sostuvo su abogado.

Pérez Corradi fue condenado el año pasado a dos años y cinco meses de prisión por el contrabando de efedrina desde China e India y a siete años por traficar casi dos toneladas de esa sustancia para ser usada como precursor químico en la elaboración de drogas sintéticas.

El episodio de las cucarachas

Las condiciones del presidio de Pérez Corradi salieron a la luz en mayo cuando varias cucarachas salieron de su ropa en la sala del Tribunal, por lo cual debió interrumpirse la audiencia que se desarrollaba en Comodoro Py, en el barrio porteño de Retiro.

Fuentes judiciales sospecharon que Pérez Corradi, quien tras el episodio fue enviado a revisión por parte del servicio médico, hizo eso para protestar por las condiciones en que está encarcelado en el penal de Marcos Paz. Pero su abogado,  Broitman, dijo a TN que no fue un acto preparado y que su cliente debió “acostumbrarse a vivir” con esos insectos en la prisión.

Broitman relató que “le empezó a salir de la espalda una, le caminaba por la cabeza, me saltó a mí y la aplasté con un papel. Inmediatamente le empezaron a salir más cucarachas de los pantalones, de todos lados, no de los bolsillos”. El letrado dijo que el episodio duró unos pocos minutos y estimó que serían unas “40 o 50 (cucarachas) como mínimo”.

El abogado, según la página web de TN, dijo “pedí que traigan insecticida. Fue dantesco esto. Se tuvieron que suspender dos juicios y al día siguiente seguían matándolas durante otra audiencia”.




Comentarios