Además indicó que las prisiones preventivas se deben analizar individualmente, a raíz de los dichos de Elisa Carrió sobre la liberación de Julio De Vido.


El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano dijo este miércoles que las prisiones preventivas “deben ser analizadas caso por caso” y que las denuncias contra el presidente Mauricio Macri “no son por hechos de corrupción”, al ser consultado sobre investigaciones como el Correo Argentino o los Panamá Papers.

“Creo, y esto lo dijo el propio candidato presidencial (del Frente de Todos) Alberto Fernandez, que hay que analizar caso a caso, ya que no podemos caer en generalizaciones en las prisiones preventivas porque, además, tienen una revisión de la Cámara de Apelaciones, otra revisión de la Cámara de Casación Penal y, eventualmente, otra de la Corte Suprema de Justicia”, sostuvo el funcionario nacional.

De esta manera se pronunció el ministro respecto del caso de los empresarios del grupo Indalo que se encuentran detenidos hace dos años bajo esta figura, y luego de que la semana pasada fueran sobreseídos en un expediente que en diciembre de 2017 llevó a Cristóbal López y Fabián De Sousa a prisión.

Consultado por FM Futurock sobre las declaraciones de la diputada Elisa Carrió quien sostuvo que el exministro de Planificación Federal, Julio de Vido, debería gozar de la prisión domiciliaria por su edad y estado de salud.

Garavano aseguró que “se han impulsado mucho las prisiones domiciliarias para personas de más de 70 años o mujeres embarazadas, pero sigue habiendo resistencia de algunos jueces en otorgar estos tipos de mecanismos alternativos que se mostraron más efectivos a la hora de la reinserción social”.

“Prácticamente terminan siendo casos que no tienen tasa de reiteranza delictiva y esto tiene que ver con un programa donde se trabaja no sólo en el dispositivo electrónico sino que hay un equipo interdiscipliario”, sostuvo el titular de Justicia y Derechos Humanos.

La diputada Elisa Carrió durante la presentación de su libro en Posadas, Misiones dijo que deberían darle prisión domiciliaria a Julio De Vido.

Respecto de las denuncias contra el Presidente afirmó qué “hay denuncias que siempre se formulan que no son hechos de corrupción en términos como los conocemos todos”. Para Garavano la “corrupción es cuando existe un perjuicio económico a la administración pública” pero que en las denuncias contra el mandatario “en todo caso puede haber un incumplimiento de los deberes de funcionario público, o un abuso de autoridad, pero no corrupción en términos de ‘me quedé con la plata del Estado'”, detalló.

El exministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

Además explicó que “muchas cuestiones son previas a la gestión presidencial, como el Correo o los Panamá Papers, así que no le asignaría mucha importancia, ya que tiene que ver con denuncias que se hacen muchas veces contra los funcionarios”.

Las elecciones

En otro tramo de la entrevista, Garavano sustuvo que “no veo un traspaso de mando anticipado, eso no le haría bien a nadie, no le haría bien a la Argentina”.

El ministro agregó que además es “prematuro cualquier análisis de este tipo hay que esperar a las elecciones generales del 27 de octubre, y a partir de ahí ver si se trabaja para el balotaje”.

“No hay que anticiparse, los argentinos tenemos esta tendencia siempre de anticiparnos pero tenemos que acostumbrarnos a que las cosas sucedan, que se den las elecciones, que el traspaso de mando se produzca cuando esté estipulado legalmente”, insistió.




Comentarios