El "Fideo" tuvo un primer tiempo brillante y fue la gran figura del partido.


De la mano de Ángel Di María, París Saint-Germain venció como local 3-0 a Real Madrid por la primera fecha del Grupo A de la Champions League.

El “Fideo” tuvo un arranque electrizante y en el primer tiempo se despachó con un doblete, cumpliendo así con la inexorable “ley del ex”.

En la segunda etapa, el conjunto francés siguió dominando al “Merengue” y liquidó la historia sobre el final del partido con un tanto del belga Thomas Meunier.




Comentarios