Se trata de Fernando Bezerra. Sus abogados atribuyeron la acción a una "reacción contra la actuación política y combativa del senador".


La Policía Federal brasileña registró este jueves las oficinas del jefe de senadores del presidente Jair Bolsonaro, Fernando Bezerra, y de su hijo y diputado, Fernando Coelho Filho, durante una operación anticorrupción realizada en la sede del Congreso.

El ingreso de los agentes a los edificios de la Cámara de los Diputados y del Senado fue autorizado por la Corte Suprema, como parte de una investigación sobre supuestas irregularidades en las obras de trasvase del río San Francisco, durante la gestión de la expresidenta Dilma Rousseff.

Fernando Bezerra Coelho. (Reuters)

En el Gobierno de la mandataria, destituida en 2016 por supuestas irregularidades fiscales, el senador Bezerra llegó a ocupar el cargo de ministro de Integración y su despacho era responsable de esas obras, que desviaron el curso del río San Francisco para llevar agua a las zonas más áridas del noreste del país.

Bezerra era miembro entonces del Partido Socialista Brasileño (PSB), que abandonó tras la caída de Rousseff para afiliarse al Movimiento Democrático Brasileño (MDB), que liberaba Michel Temer, quien en su condición de vicepresidente sustituyó a la mandataria tras el juicio político en que se decidió a su destitución.

Aún cuando el MDB no se integró a la base que respalda al actual mandatario, Jair Bolsonaro, Bezerra se las ingenió para arrimarse al oficialismo y en febrero pasado fue nombrado jefe del grupo de apoyo al Gobierno de ultraderecha.

Bezerra no se ha manifestado hasta ahora sobre la operación de la Policía Federal, pero sus abogados, en una nota dirigida a los medios de comunicación, atribuyeron la acción a una “reacción contra la actuación política y combativa del senador”.




Comentarios