La mediática atraviesa un momento complicado en lo financiero, pero se reencontró con su hermana y con su hijo con quien había perdido relación.


Silvia Süller, quien supo ser una de las mediáticas más populares de la televisión, hace tiempo que perdió popularidad y ha admitido públicamente estar atravesando graves problemas económicos.

Esta semana, la rubia participó de “¿Quién quiere ser millonario?” y reveló detalles de su complicada situación. “Tengo que alquilar un departamento, pagar los dos años juntos porque nadie me da garantía. Además me tengo que hacer dos operaciones, hace bastante que se me rompieron las prótesis y tengo que cambiarlas, y me tengo que operar de la vista porque ya tengo una herida de láser en la córnea“, enumeró.

Durante la charla con Santiago del Moro, conductor del programa, Silvia pasó de la alegría al llanto, y contó, como algo bueno, que retomó la relación con su hermana, a raíz de la muerte de su madre.

“Me amigué con mi hermanita Norma, ‘perdoname por los 27 años que te hice sufrir con cosas que no eran verdad’, le dije. Ahora estamos bien y estoy re feliz. Perdí a mis padres, pero recuperé a mi hermana. Mis viejos desde el cielo están haciendo fuerza por eso”, agregó.

Otro que regresó a la vida de Silvia fue su hijo Christian (hijo también de Silvio Soldán) con quien no tenía relación hacía 10 años. “Yo estaba llorando mirando cómo metían el cajón de mi mamá en el nicho y me doy vuelta y lo veo a él. Fue una mezcla de emociones, no sabía qué hacer. El abrazo fue espectacular, yo lo agarré del brazo y nos fuimos caminando mientras hablábamos”, relató Süller.

Silvia Süller

Hace algunos años, Silvia vendió todo lo que tenía y se fue a vivir a Miami. Contó: “Viví como una reina, alquilaba mansiones, autos importados de a dos, viajaba en primera, me compraba joyas de oro y brillantes. Le daba mucho a mi familia. No me quedó nada, hoy estoy viviendo en un apart y me gustaría tener mi casa para poder tener mis cuadritos, mis cositas. Tener horno, yo estuve un año sin heladera, tomando agua de la canilla. Mis dos hijos me ayudaron mucho. Ahora quiero estar bien y volver a ser la de antes”, reflexionó.

En el juego, la Süller superó la pregunta del medio millón y el programa retomará el viernes a la noche, cuando podría convertirse en millonaria.




Comentarios