Cuando fueron detenidos, uno de ellos estaba con la menor en una cama y el otro fue hallado desnudo y con una escopeta en la mesa de luz.


Una nena de 8 años que desapareció de su casa el miércoles al mediodía, apareció horas después en la cama de un hombre, un “falso pastor” evangélico de San Francisco Solano, en Quilmes.

En la casa, donde también funciona la iglesia, había también otro hombre, desnudo y con una escopeta casera en la mesa de luz. Tenía además 25 cartuchos de plomo calibre 14. La víctima había sido abusada sexualmente y golpeada, informó TN.

La nena había salido de su casa a comprar pan a un almacén del barrio La Paz y, como no regresaba, la familia comenzó una búsqueda. Horas después un vecino dijo haberla vista con un hombre, al que conocían como “El Pastor”.

Ese dato guió a la familia de la niña y a la policía a la vivienda de este hombre, y allí hallaron a la nena en la cama con él. La propia víctima contó que uno de ellos la había interceptado y le había dicho que fuera con él, porque su mamá había tenido un accidente.

Una vez cautiva, la menor fue golpeada y abusada sexualmente durante unas 10 horas.




Comentarios