Se debe a la reducción en los costos de los alimentos y bebidas que cayeron por segundo mes consecutivo.


El índice de precios en Brasil registró en septiembre una deflación de 0,04 %, la menor tasa para ese mes desde 1998, debido a la reducción en los costos de los alimentos y bebidas que cayeron por segundo mes consecutivo.

El resultado negativo de septiembre contrasta con el del noveno mes de 2018, cuando la inflación se ubicó en 0,48%.

De acuerdo con el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), durante los primeros nueves meses del año la inflación en Brasil fue del 2,49%.

En los últimos doce meses, en tanto, alcanzó el 2,89%, un índice por debajo del centro de la meta establecida este año por el Gobierno de 4,25%, aunque todavía dentro del margen de error de 1,5 puntos porcentuales para abajo o para arriba (2,75 % a 5,75 %).

Al igual que en agosto, la reducción de los precios de los alimentos y las bebidas fue una de las principales razones de la caída de la inflación en septiembre.

Electrodomésticos y artículos de comunicación fueron otros ítems que tuvieron deflación en el noveno mes del año, y que ayudaron a presionar la caída de la tasa en septiembre.

La baja inflación registrada en Brasil en los últimos años permitió al Banco Central reducir la tasa básica de interés a 6%, el nivel más bajo en los últimos 33 años, con el objetivo de estimular el consumo y la inversión productiva.




Comentarios