"No iba a ir allí a servirlos de ninguna manera", sentenció la cantante.


Rihanna, protagonista de la nueva portada de la revista ‘Vogue’ en Estados Unidos, admitió que rechazó presentarse y dar un show en el ‘Super Bowl’, uno de los eventos deportivos más vistos en todo el mundo, debido a discrepancias con la organización.

“Por supuesto que rechacé su propuesta”, comenzó diciendo la de Barbados. “No podía participar en algo así ¿Para que gane quién? Desde luego, no mi gente. Simplemente no podía venderme de esa manera”.

Rihanna insistió en que “hay cosas en esa organización con las que no estoy de acuerdo”. “No iba a ir allí a servirlos de ninguna manera”, sentenció.

Serán Shakira y Jennifer Lopez las encargadas de poner el broche musical a la popular velada deportiva en el entretiempo. Mediante sus redes sociales ambas se mostraron orgullosas de haber sido seleccionadas.




Comentarios