El subdirector gerente analizó las disyuntivas del organismo en América Latina y la situación de Argentina, Ecuador y Venezuela.


El subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), David Lipton, expresó este jueves que el organismo multilateral seguirá ayudando a la Argentina y trabajando “con quien gane las elecciones” del 27 de octubre.

“Siempre trabajamos con quien gane las elecciones y ayudaremos a Argentina a lidiar con sus problemas”, dijo Lipton a la canal de noticias CNN en español.

El funcionario del FMI analizó las disyuntivas del organismo en América Latina y la situación de Argentina, Ecuador, Venezuela durante la entrevista y ante una pregunta sobre cuándo pondrá el FMI los recursos disponibles que se esperaban en Argentina para mediados de septiembre, dijo que “nuestro enfoque es continuar trabajando con Argentina”.

“Desde sus elecciones primarias en septiembre hubo un giro muy abrupto en el sentimiento de los mercados que hizo mucho más inestable la situación financiera. Hemos estado en contacto constante con el gobierno, el Banco Central, buscando ayudar en su difícil predicamento. Veremos a las autoridades argentinas aquí en la reunión y mantendremos el diálogo y la relación y ayudaremos a Argentina a lidiar con sus problemas”, añadió.

Lipton aclaró que “siempre trabajamos con quien gana las elecciones y dirige el país, buscamos puntos en común”.

“Fuera de lo que se haya dicho, después de las elecciones es sensato mirar al futuro y ver qué forma para avanzar sería buena para la Argentina, para promover la estabilidad y lograr que vuelta a crecer”, dijo Lipton al responder sobre las acusaciones del candidato presidencial Alberto Fernández contra el FMI por considerarlo responsable de la situación actual de la economía argentina.

Sobre por qué el FMI es blanco de críticas, en Argentina, Ecuador y otros países, Lipton respondió que “lo mejor que podemos hacer es dar apoyo cuando un gobierno nos propone resolver sus problemas. El programa argentino fue propuesto por Argentina, lo pensaron ellos. Se sabía desde el inicio que las circunstancias serían difíciles, que por los problemas acumulados no sería fácil poner las finanzas bajo control y estabilizar la divisa”.




Comentarios