Para el escritor peruano, los argentinos se olvidaron de que el presidente Mauricio Macri recibió "un país en ruinas".


El escritor peruano Mario Vargas Llosa sostuvo que una eventual victoria en las próximas elecciones presidenciales del candidato por el Frente de Todos, Alberto Fernández, sería “muy grave” tanto para la Argentina como para toda América latina.

“Espero que los argentinos no cometan el desatino de dar el poder al peronismo. Si eso ocurriese, la Venezuela de Nicolás Maduro recibiría un apoyo descarado de un gobierno peronista y eso para América latina será muy grave. La Argentina, con el presidente Mauricio Macri ha jugado un papel vital en defensa de la democracia y en solidaridad con los venezolanos que tratan de recuperarla para su país. Y debe seguir haciéndolo”, sostuvo Vargas Llosa en una entrevista con LA NACION.

Según el premio Nobel de Literatura 2010, los argentinos “se han olvidado que el país que recibió el gobierno de (Mauricio) Macri era un país en ruinas y también les resultaría “grave” un triunfo de Fernández.

El presidente Mauricio Macri, junto al escritor Mario Vargas Llosa, en La Casa de América de Madrid. Crédito: DYN/PRESIDENCIA.

Si aceptó que el presidente Macri cometió errores durante sus cuatro años de gestión, consideró que “el peor error sería dar de nuevo el poder al peronismo. Macri se equivocó en no hacer un ajuste más fuerte cuando todavía era popular. Se inventaron el gradualismo y eso no salió bien”.

En ese sentido, para Vargas Llosa, “Macri no quiso hacer el ajuste más radical por una cuestión moral. Porque los argentinos ya habían sufrido una situación crítica con la señora Kichner”.

Sin embargo, continuó, “el gradualismo resultó fatal, porque no sólo no resolvió los problemas sino que ahora los problemas son atribuidos al gobierno de Macri, que intentó atender de un modo moderado una situación crítica”.

En otro tramo de la entrevista, Vargas Llosa sostuvo que en la Argentina hay una “fascinación” con el peronismo. “Desde el primer peronismo, que sedujo con medidas demagógicas, ha quedado esa especie de fantasía que le atribuye una justicia social que realmente nunca existió y que además sirvió fundamentalmente para convertir a un país que estaba en el primer mundo en uno del tercer mundo“, concluyó el escritor de “El sueño del celta”.




Comentarios