Hasta ahora, quince mujeres han participado en 221 actividades extravehiculares, pero siempre en compañía de un hombre.


Las astronautas estadounidenses Christina Koch y Jessica Meir salieron el viernes juntas de la Estación Espacial Internacional (EEI) para efectuar una reparación, convirtiéndose en el primer equipo completamente femenino en hacer una caminata espacial.

En seis décadas y media de exploración espacial con tripulantes, quince mujeres han participado en 221 de estos paseos orbitales, pero desde que, en 1984, la soviética Svetlana Savistskaya fue la primera mujer que salió de una nave -acompañada por el cosmonauta Vladimir Dzhanibekov– todas las labores femeninas en el exterior han contado con participación masculina.

La ingeniera Koch, de 40 años, llegó a la EEI el 14 de marzo y se encamina a ser la mujer con una estancia más larga en el espacio, ya que su misión está programada para que dure 328 días. El actual récord femenino lo marcó la estadounidense Peggy Whitson, con 288 días.

La primera salida conjunta de dos mujeres astronautas, que incluía a Koch y Anne McClain, estaba prevista para marzo, pero la NASA tuvo que cancelarla cuatro días antes porque no tenían dos trajes preparados de las tallas adecuadas.

“Christina, puedes salir de la cámara de despresurización”, dijo la también astronauta Stephanie Wilson desde el control de la misión en Houston, según imágenes transmitidas en vivo por el canal de la agencia espacial estadounidense.

Las astronautas estadounidenses Christina Koch y Jessica Meir. Crédito: EFE/EPA/NASA.

La caminata espacial del viernes comenzó oficialmente a las 11H38 GMT y se prevé que dure varias horas, a fin de cambiar una unidad de recarga de baterías que dejó de funcionar el fin de semana pasado.

La ISS convierte luz del sol en energía eléctrica a través de paneles solares, pero durante su órbita pasa gran parte del tiempo sin recibir luz directamente, y es en esos períodos que aprovecha la energía almacenada en las baterías.

Kock lidera a Meir, quien está realizando su primera caminata espacial, lo que también se conoce como “actividad extravehicular”.

Las astronautas estadounidenses Christina Koch y Jessica Meir. Crédito: NASA via AP.

La NASA, tradicionalmente dominada por hombres, recibió desde varios frentes críticas luego de la misión femenina fallida de marzo, que para esas voces representaba una prueba del sexismo implícito en la cultura de la agencia espacial estadounidense.




Comentarios