El futbolista habló de fútbol, de su familia, y hasta se animó a criticar a los argentinos: "Creernos los mejores es uno de nuestros peores errores".


No se puede decir que Lionel Messi atraviesa el mejor momento de su carrera, porque toda la carrera del rosarino es una continuidad de buenos momentos. El astro argentino, que recientemente cumplió 15 años como jugador profesional en el Barcelona, acaba de ganar su sexto Botín de Oro como goleador de Europa, y además presenció el debut de ‘Messi10’, el show en su honor que está presentando el Cirque du Soleil.

​​En una entrevista con Andy Kusnetzoff que fue emitida en el programa ‘Perros de la Calle’, por radio Metro 95.1, Leo tocó diferentes temas sobre su vida personal y futbolística. “Dejé mi país, mi gente, porque lo único que quería era jugar. Nunca imaginé que iba a pasar todo lo que viví y conseguí. Mi sueño era mucho más chico. También viví decepciones que me hicieron crecer”, reflexionó.

El día que Lionel Messi marcó su primer gol con la camiseta del Barcelona (Foto: AP)

Sin embargo, dejó en claro que gracias a las enseñanzas de sus padres, y también a los valores inculcados en el club catalán, siempre tuvo “los pies en la tierra”. En este sentido, se refirió a la falta de humildad que suele caracterizar a los argentinos, y aseguró: “Creernos los mejores en todo es uno de nuestros peores errores”.

Como siempre, sus hijos Thiago, Mateo y Ciro, tuvieron un capítulo especial durante la charla. Sobre el mayor de los tres, la ‘Pulga’ afirmó que “es muy maduro”, y que “tiene su mismo grupo de amigos desde los 3 años”. Y reveló: “Para ellos, más allá del futbolista, soy un padre”.

Thiago, Ciro y Mateo Messi (Foto: Instagram)

En los últimos meses, el segundo hijo de Leo Messi y Antonela Roccuzzo ganó popularidad en las redes por sus travesuras. “Mateo vale por cuatro”, aseguró el rosarino, y contó que “a Thiago le jode que su hermano siempre sea el que figura”. Sin embargo, afirmó que quizás la cosa se ponga peor para la familia: “Ciro sigue el mismo camino que Mateo, pero peor”.

Messi aprovechó ese momento para referirse a la posibilidad de volver a vivir en Argentina, algo que no contempla, principalmente por el bienestar de sus hijos. “​Yo fui perdiendo algunas amistades por venir a Barcelona y no me gustaría que a mis hijos les pase lo mismo, porque creo mucho en la amistad”.

Lionel Messi junto a su mujer Antonela Roccuzzo y sus dos hijos mayores, Thiago y Mateo. (Foto: Josep Lago/AFP)

Y para cerrar con el tema familiar, se lamentó por algunas de las cosas tan simples que la fama y el éxito no le permiten: “Me gustaría poder caminar con mis hijos por cualquier lado… Barcelona, Rosario, Disney. No me quejo porque en todos lados me quieren, pero es algo que hice poco”.

Con respecto a lo futbolístico y el tema principal que mantiene en vilo a los argentinos, Leo reveló que él también está pendiente de lo que sucede con Boca y River, y contó que mantiene contacto con uno de los máximos ídolos xeneizes: “Hablo mucho con Román (Riquelme), y si estoy en Argentina obviamente voy a ir a su despedida. Se merece algo especial y grande”.

Además, contó que también continúa teniendo vínculo con su ex compañero Neymar, con quien tiene un grupo de Whatsapp junto a Luis Suárez, y afirmó que se extraña a Cristiano Ronaldo en la Liga española. “Estaba bueno que Cristiano estuviera en Madrid, hacía más interesantes los clásicos”, expresó para cerrar.

Cristiano Ronaldo y Lionel Messi (Foto: Josep Lago/AFP)




Comentarios