Sucedió en una aeronave de Aerolíneas Argentinas que se dirigía hacia la Patagonia.


Una joven británica que viajaba a la Patagonia para participar de un voluntariado en una escuela primaria, fue expulsada de un avión tras notificarle a la tripulación que sufría de alergia a las nueces.

Meleri Williams, de 20 años de edad pasó un difícil momento cuando le confesó a los empleados de Aerolíneas Argentinas su problemática.

“Les expliqué que podría desarrollar un shock anafiláctico si permanecía en un ambiente cerrado en donde se consumían nueces, pero ellos no parecieron entender“, aseguró.

Los empleados de la aerolínea no se mostraron muy complacientes con la joven y le explicaron que lo único que tenían para servir a sus pasajeros eran paquetes con frutos secos.

“Mi alergia es muy severa y podría conducir a un shock anafiláctico donde mis vías respiratorias podrían cerrarse y potencialmente podría morir“, agregó.

Al verse obligada a bajar del avión, debió emprender su viaje en micro y llegó a Esquel tras 26 horas de viaje, catalogando el trato de la aerolínea como “inaceptable.

Hasta el momento no recibió ninguna disculpa por parte de la empresa argentina, que tampoco se expresó respecto a lo sucedido.

La joven estudia en la Universidad de Cardiff. Foto: Wales News Service.




Comentarios