Se encuentra en Guatemala, y allí disputó un amistoso un equipo de la primera división de aquel país.


Es muy difícil conservar una cancha de fútbol en perfectas condiciones. La mayoría que no pertenecen a la élite del deporte tienen sendos defectos, como puede ser poco césped o mal marcaje de los límites. Los pozos también suelen ser comunes en campos menos profesionales, aunque la existencia de un árbol en plena zona de juego es insólita.

Esto, sin embargo, destaca a simple vista para quienes concurren al estadio municipal de San Lucas Sacatepéquez, de Guatemala. Allí, el Deportivo Mixco de la primera división de aquel país disputó un amistoso con un combinado local en el marco de la época de la feria de aquel lugar.

El 7-0 que los “Halcones” propinaron a su rival de turno puede resultar anecdótica, teniendo en cuenta que la planta se llevó todas las luces. “Un compañero, dijo Márquez”, manifestó el capitán Hamilton López.

Ahondando sobre ello, expresó en diálogo con “La Red”: “Son cosas que nos da el futbol, cada vez aprendemos cosas nuevas. Esto es primera vez que me toca, pero bueno. Siempre hay una primera vez”.




Comentarios