La hija de Moria Casán opinó acerca de las adicciones y realizó un análisis de la sociedad.


Sofía Gala goza de una fuerte personalidad, por el cuál no flaquea o se siente intimidada ante las críticas e injurias más dolorosas, algo que también caracteriza a su madre, Moria Casán. Sin embargo, habló de cómo la gente la ataca verbalmente en la calle, en diálogo con Agarrate Catalina por La Once Diez/Radio de la Ciudad: “La gente que me dice falopera o hija de p…”.

En esa misma línea, ahondó: “Debemos dejar de demonizar lo que no entendemos. Algo que está mal es traicionar o matar a otro. Vivimos en un mundo donde la gente es adicta al trabajo, al ejercicio, a la comida, a las drogas”.

Sofía Gala junto a Moria Casán.

Sobre los agravios, expresó: “La gente que tiene ganas de dañar va a encontrar el motivo. No me interesa caerle bien a todo el mundo porque tampoco todo el mundo me cae bien a mí. No me insultan cuando me dicen p… o falopera“.

Acerca del primero de los conceptos, analizó: “Ser p… no es un insulto, es una manera que tienen muchas mujeres de ganarse la vida, como otros trabajos. Debería ser tomado como tal. Al no tener amparo legal, estas mujeres están sometidas a que te saquen de tu casa, no te dejen trabajar en ningún lado, que te maltraten, y se justifica”.

Finalmente, dejó un fuerte mensaje para la sociedad: “Las prostitutas trabajan con su cuerpo, de la misma forma que una actriz o un hombre que levanta bolsas en el puerto. Hay una moralina y una demagogia en eso de ir en contra porque no está bien visto que la mujer utilice su cuerpo como herramienta de trabajo, ahora para cocinarte 50 horas, está bien“.




Comentarios