Criado en la pobreza, jugó en tres selecciones y se convirtió en el máximo goleador de la historia del fútbol.


Josef ‘Pepi’ Bican es el máximo goleador de la historia del fútbol: según la Rec Sport Soccer Stadistics Foundation (RSSSF), el austríaco marcó 805 goles en 530 partidos oficiales y 1468 en 918 encuentros si se tienen en cuenta también los amistosos.

El futbolista es seguido por Romario (772 en 994 oficiales y 968 en 1188 totales), Pelé (767 en 831 oficiales y 1284 en 1375 totales), Ferenc Puskas (746 en 754 oficiales) y Gerd Müller (735 en 793 oficiales y 1461 en 1216 totales). Luego aparecen el portugués Cristiano Ronaldo (700 goles en 974 partidos oficiales) y Lionel Messi (672 goles en 828 partidos oficiales).

Josef ‘Pepi’ Bican (Foto: web)

Bican es además el máximo goleador de los campeonatos de Primera División en Europa, con 518 goles en 341 partidos, según establece la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS). Ronaldo lleva 422 goles en 550 partidos de Liga, y Messi, 420 en 455.

‘Pepi’ nació en Viena el 25 de septiembre de 1913 y se crió en el distrito obrero de Quellenstrasse, indicó Infobae. Para quienes crecían allí, todos muy humildes, el fútbol era una de las pocas posibilidades de progresar. Su padre falleció joven por un problema renal derivado de su participación en la Primera Guerra Mundial, y ‘Pepi’ tuvo que hacerse cargo de la familia.

Josef ‘Pepi’ Bican (Foto: web)

Tras jugar en las categorías juveniles de algunos clubes, llegó a las inferiores del Rapid de Viena, y a los pocos meses estaba jugando en primera. Esa temporada hizo 10 goles en 8 partidos de Liga, y otros 2 en la Copa Austríaca. En 1932 fue subcampeón y marcó 17 goles en 18 partidos.

Bican formó parte del Wunderteam, uno de los mejores equipos del mundo en los años 30. Ese seleccionado de Austria participó del Mundial de Italia 1934 y de los Juegos Olímpicos de Berlín 1936. En 1939 jugó para el llamado Protectorado de Bohemia y Moravia (el territorio checoslovaco invadido por Hitler), y una vez que la guerra terminó, comenzó a jugar en la selección checoslovaca, donde anotó 46 goles en 47 partidos.

La estatua en homenaje a Bican en su tumba, en Viena (Foto: web)

Cuando Austria fue anexada a Alemania durante el nazismo, el futbolista emigró a Praga y se sumó al Slavia, donde marcó 534 goles oficiales en 271 partidos, y unos 800 en 400 encuentros. Entre 1939 y 1944 fue el máximo anotador de Europa cinco veces consecutivas.

Ya con 40 años, el austríaco marcó 57 goles en la temporada 1953/54 y se retiró a la siguiente. ‘Pepi’ volvió a trabajar como obrero, también fue colectivero y alimentó a los animales en el zoológico de Praga. Bican falleció a los 88 años, a causa de sus problemas cardíacos, el 12 de diciembre de 2001.




Comentarios