Ocurrió en medio de una discusión política en "Involucrados". Ambos se retiraron del programa tras el enfrentamiento.


Un verdadero escándalo se vivió este lunes en el piso de “Involucrados” (América). Mientras analizaban el debate presidencial del domingo a la noche, Esmeralda Mitre y Gerardo Romano, que estaban de invitados, protagonizaron un fuerte enfrentamiento en vivo y terminaron abandonando el programa entre acusaciones cruzadas.

Todo comenzó con una queja de Mitre: “¿Me van a dejar hablar alguna vez desde que llegué? Si no, me voy, ¿para qué vine si no pude meter bocado? Hablen ustedes, genial, los escucho todo el programa…”.

Fue entonces que Romano tomó la palabra y decidió irse del programa. “Pía (Shaw), no quiero compartir el programa con una negacionista. Así que si hay un conflicto, me retiro yo”, dijo el actor, haciendo referencia los dichos del exmarido de Esmeralda, Darío Lopérfido, cuando hace tres años aseguró que “en Argentina no hubo 30 mil desaparecidos”.

Al ver la actitud del actor de “El Marginal”, Esmeralda recordó una situación que vivió cuando era menor. “Cuando Gerardo hacía clases de teatro y me hacía ojitos para salir conmigo yo tenía 16 años. Me acuerdo, cuando reemplazaba a Norman Briski. Un beso, Gerardo. Yo de negacionista no tengo nada, mi exmarido fue el que lo dijo, así que sabé dividir“, disparó.

“Me tiraba onda cuando yo tenía 16 años y él reemplazaba a Norman Briski en sus clases. ¿En qué quedamos? ¿Tiene buena onda conmigo o soy una negacionista? No entiendo, coherencia. Además, no te hice nada Gerardo. Me paré yo a saludarlo con mucha educación cuando en realidad un hombre debería pararse a saludar a una mujer. Si ustedes van a avalar esta mala educación, todo bien”, agregó Mitre, que se sintió incómoda con la situación y también decidió abandonar el estudio de América.

​Luego del cruce, Esmeralda hizo un descargo en las redes sociales




Comentarios